• Investigadores de la Escuela Politécnica Superior de Algeciras (EPSA) de la Universidad de Cádiz han diseñado y registrado un novedoso captador de energía solar para las edificaciones.
  • En su invención, han recurrido a un vidrio fotovoltaico que mejora la estética y la eficiencia del sistema.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz, ha desarrollado un novedoso captador de energía solar para la producción de electricidad y energía térmica. La peculiaridad de este dispositivo es su fácil integración en las fachadas de los edificios. Gracias al uso de un vidrio fotovoltaico, se consigue mejorar la estética del material una vez se inserta en las viviendas.

Frente a aquellos más convencionales, este nuevo sistema permite cubrir una mayor superficie de captación solar. Lo cuál se debe a su colocación en el exterior de los inmuebles, ya sea en sus paredes o cubiertas. Y es que el vidrio fotovoltaico que han utilizado en su elaboración, “no solo mejora el aspecto visual al eliminar las limitaciones estéticas. Sino que además, se aprovecha la transparencia de los vidrios para que la radiación solar incida directamente en el disipador térmico”, como señalan desde la Universidad de Cádiz.

En cuanto a su funcionamiento, el captador responde a un sistema híbrido termo-eléctrico modular. Concretamente, el mecanismo dispone de un intercambiador de calor agua- PCM (de materiales para cambios de fase) que optimiza la regulación térmica del edificio. De este modo se consigue reducir el consumo tanto en el estado de refrigeración como en el de calefacción. Igualmente, este novedoso captador solar se puede usar también para la rehabilitación de edificios como aislante térmico.

La Universidad de Cádiz apuesta por un captador más estético y respetuoso con el medioambiente

Este novedoso captador, patentado por los investigadores de la Universidad de Cádiz, supone una innovación en el ámbito de la sostenibilidad y de la eficiencia energética, ya que respeta las condiciones medioambientales y de seguridad.

Normalmente, los sistemas de este tipo se han instalado en la cubierta de los edificios, con la limitación de espacio que ello conlleva. Además hay veces que esta ubicación no tiene la capacidad suficiente para albergar los dispositivos necesarios para abastecer a la totalidad de las viviendas. Por ello, esta invención con sello UCA, viene a responder tanto a las necesidades de espacio y materiales como a la estética del conjunto.

Los autores de este trabajo son Ismael Rodríguez Maestre, Juan Luis Foncubierta Blázquez y Paloma Rocío Cubillas Fernández, pertenecientes al departamento de Máquinas y Motores Térmicos; Jesús Daniel Mena Baladés, María Jesús Jiménez Come y Pascual Álvarez Gómez, del departamento de Ingeniería Industrial e Ingeniería Civil; así como Francisco Javier González Gallero, del departamento de Física Aplicada.

Fuente: Fundación Descubre

CAB/AR