¿Hay ser un cabrón para llegar a Director General?

Este es el simpático título del libro que recientemente han publicado Sofia Delclaux y Antonio Agustín, y con el que pretenden demostrar que la respuesta a esta pregunta es un rotundo… NO.

¿Hay que ser un cabrón para ser director general?

«Ser cabrón es una opción personal», Sofía y Antonio defienden que los directivos que deciden no serlo creen en valores como la productividad, el desarrollo profesional del equipo que forman y la felicidad de todos los integrantes del mismo.

Antonio y Sofía han realizado un estudio empírico tomando como modelo a cinco directivos que tienen a su cargo a más de cien mil empleados, y demuestran como con sinceridad, generosidad y cariño hacia todos sus empleados se consigue más que siendo «un auténtico cabrón».

Uno de los protagonistas es Miquel Lladó, Presidente de Bimbo, quien afirma:

«Es totalmente insano dejar creer a la gente que espera subir cuando tú sabes que no va a ser posible. Esto sería ser claramente un cabrón, perjudicar a alguien de forma consciente.»

Por su parte, Ricardo Currás, Presidente de DIA afirma:

«Los Directores Generales más cabrones airean los marrones, pasan de resolver problemas y se dedican a salvar el tipo sin aportar. Fundamentalmente consideran a las personas meros instrumentos.»

El tercer protagonista que nos presentan Antonio y Sofía es Domènec Crosas, Director General de Sanitas Residencial, quien sostiene que:

«Trabajan exclusivamente para construir SU carrera personal y profesional. Cuando además usan a la empresa para SU exclusivo beneficio, entonces estamos ante un perfecto cabrón.»

Bill Derrenger, Consejero Delegado de Kellogg´s define a los directivos «cabrones» de la siguiente forma:

«Ser un cabrón es no desear el bien. Quien desea el mal es mala persona. Hay gente buenísima pero les cuesta salir del armario y prefieren parecer cabrones.»

Por último Benito Vázquez ,Consejero Delegado de Everis da su definición de estos directivos «cabroncetes» de esta forma:

«Un cabrón es el que no respeta a los demás y hace un uso abusivo de su puesto de trabajo generando miedo… el Director General cabrón lleva la empresa a la mediocridad».

Recientemente apareció una entrevista de Blanca Torquemada a ambos autores en ABC que merece la pena leer.

El libro ha sido publicado por la Editorial Almuzara y puedes adquirirlo por 15€ desde su página Web.