Avaaz, el ejemplo de la democracia participativa

Avaaz - el mundo en acciónHace varios meses me llegó un correo de un amigo para invitarme a participar en la plataforma Avaazla comunidad global de movilización online impulsada por la ciudadanía para la toma de decisiones globales, desde entonces la sigo permanentemente y me satisface comprobar cómo ha crecido tanto, llegando actualmente a contar con más de 10.000 millones de miembros en todo el mundo.

El último correo que recibí de este ilusionante proyecto tiene el título de este artículo “Algo grande está sucediendo”, y Avaaz lo está demostrando, puesto que desde la Plaza Tahrir hasta la Puerta del Sol y Wall Street; desde los extraordinariamente valientes periodistas ciudadanos de Avaaz en Siria hasta los millones de ciudadanos y ciudadanas que vienen ganando campaña tras campaña utilizando Internet… la democracia está resurgiendo.

Esto es lo que afirma Avaaz y que personalmente comparto:

No hablamos de la democracia del pasado, marcada por el circo de los medios de comunicación, corrupta, ni tampoco de esa democracia limitada al “vota-cada-cuatro-años”. Esto es algo mucho más profundo. Muy dentro de nosotros, estamos dándonos cuenta del poder que tenemos para construir el mundo con el que todos soñamos.

Acción de Avaaz en Valencia - Wake Up

Acción de Avaaz en Valencia - Wake Up - Foto de Carlos Zetina en Flickr

Avaaz, que significa “voz” en varios idiomas europeos, asiáticos y de Medio Oriente, nació en el 2007 con una misión simple y democrática: movilizar a los ciudadanos del mundo para cerrar la brecha entre el mundo que tenemos y el mundo que la mayoría de la gente quiere.

Desde entonces, utilizando Internet como plataforma, Avaaz ha recabado el apoyo de millones de personas de todo el mundo para actuar de forma inmediata abordando cuestiones urgentes de interés internacional, ya sea la pobreza mundial, el conflicto de Oriente Medio o la crisis del cambio climático.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=G-hr9dz8YWk[/youtube]

Avaaz tiene abiertas entre otras, las siguientes campañas Internacionales:

  • Protección del Amazonas. El proyecto de la represa de Belo Monte, en camino de convertirse en una catástrofe ambiental, ha sido paralizado, en parte gracias a la espectacular acción por parte de comunidades indígenas brasileras que hicieron entrega de más de 600.000 firmas de miembros de Avaaz en Brasil y en todo el mundo. La Organización de los Estados Americanos (OEA) también se ha unido al movimiento de oposición a la represa, declarando que su construcción viola los derechos humanos de las comunidades aborígenes. De esta manera, está cobrando impulso la posible cancelación de este proyecto y un nuevo enfoque dirigido a promover energías limpias y renovables.
  • Llamada de Alerta Mundial por el Clima. En el 2009, a través de más de 2.600 encuentros realizados en 135 países de todo el mundo, nos reunimos para lanzar un ensordecedor llamamiento sobre el cambio climático dirigido a los líderes mundiales. La impresionante creatividad y diversidad de los miembros y aliados de Avaaz atrajo la atención de los medios de comunicación más importantes y logró hacer llegar nuestro mensaje a los líderes mundiales.
  • Campaña contra la corrupción en la India. Anna Hazare, reconocido activista Gandhiano de 73 años, se declaró en huelga de hambre hasta que el gobierno indio permitiera a la sociedad civil contribuir a redactar una nueva y potente ley contra la corrupción política. En solo 36 horas, 500.000 ciudadanos indios ya se habían unido a la campaña de Avaaz para apoyar el llamado de Hazare en favor de drásticas reformas. A los cuatro días, la masiva protesta obligó al gobierno de India a aceptar formalmente todas las peticiones de Hazare. ¡Lo logramos! Hoy, una nueva India está emergiendo y Avaaz está ayudando a darle vida, al igual que lo hicimos el año pasado al lograr impulsar una histórica ley anti-corrupción en Brazil.
Acción de Avaaz en Copenhage

Acción de Avaaz en Copenhage - Foto de beelaineo en Flickr

Es el ejemplo del tremendo poder catalizador de Internet, y que demuestra como a través de Internet es posible  miles de esfuerzos individuales, por pequeños que sean, puedan combinarse rápidamente formando una poderosa fuerza colectiva.

Y ejemplo de transparencia y sostenibilidad, pues al contrario de otras organizaciones tradicionales, ONGs o asociaciones, Avaaz no tiene burocracia, es una red masiva de ciudadanos pero con una organización pequeñísima; cuenta con un equipo de sólo 20 personas trabajando a tiempo completo dedicadas a impulsar campañas, con apoyo tecnológico y operativo adicional.

El trabajo de la comunidad Avaaz es posible gracias a la colaboración de apenas 10,000 personas que aportan 3 ó 5 euros a la semana, más o menos el precio de un par de cafés, para financiar todos los costes organizativos de Avaaz.

Actualmente Avaaz necesita elevar el número de colaboradores semanales hasta los 20.000, y poder duplicar así su capacidad para hacer todo lo que viene haciendo y más.

Si deseas colaborar con este proyecto y ofrecerle al mundo una taza de café puedes hacerlo en: https://secure.avaaz.org/es/sustain_avaaz_es/?vl.

Más información sobre Avaaz en http://www.avaaz.org/es/.