Las noticias del día a día a veces nos sorprenden con gestos bondadosos como el acontecido esta semana en Bilbao: una perrita que se encontraba atada con una pesada y corta cadena a un tronco de maleza en una zona rural cercana al barrio bilbaíno de La Peña fue rescatada “in extremis” antes de que falleciera de inanición.

La Perrita Soco antes de ser rescatada - Fotografía de ATEA

La Perrita Soco antes de ser rescatada - Fotografía de ATEA

Sus rescatadores le han puesto sobre la marcha el nombre de “Soco” y es de la raza pastor vasco. Cuando la rescataron, pesaba solamente 12 kilos, cuando su peso normal debería ser, según el criterio de los veterinarios que la atendieron, de algo más del doble. Todo apunta a que el animalito había sido abandonado para que falleciera de hambre.

La Asociación Socorro Animal Amigos de Milord (ASAAM) ha sido la que dio el aviso a la protectora de animales de Bilbao, la Asociación para un Trato Ético de los Animales (ATEA), que ha denunciado en un comunicado este suceso. ASAAM presentará una denuncia formal ante la Policía.

El trabajo de ASAAM

La Asociación Socorro Animal Amigos de Milord es una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro que trabaja en protección animal a nivel nacional.

Desde su creación en el año 2006 han rescatado animales de toda la geografía española, centrando sus esfuerzos y recursos en la rehabilitación de animales muy maltratados, con graves lesiones físicas y/o psíquicas, algunas de ellas aparentemente irrecuperables.

El pastor alemán Milord en el momento de su rescateEl nombre de esta asociación se debe a “Milord“, un perro pastor alemán que se pasó reptando dos meses por un descampado en un pueblo cercano a Palencia después de ser brutalmente apaleado y después abandonado en un inhóspito descampado, para que muriese lentamente. En cuanto informaron a Cristina, la hoy presidenta de ASAAM, fue a rescatarlo junto con ayuda de los que hoy son socios fundadores, entonces simples ciudadanos de a pie.

La historia de Milord dio la vuelta al mundo y cientos de personas quisieron ayudar económicamente para la recuperación del perro. De esta manera se creó una cadena de gente de todas las partes del mundo, que sin conocerse, se unieron para algo en común, ayudar a salvar la vida de Milord.

Desde entonces, Amigos de Milord se hace cargo de animales en muy mal estado de diferentes puntos de España ya que se trata de una asociación de ámbito nacional. Han demostrado en numerosas ocasiones que con los cuidados necesarios hay pocas lesiones que no puedan recuperarse.

Visita su Web y conoce su trabajo, necesitan tu ayuda para seguir ayudando (Avisamos que algunas imágenes y videos de su sitio web pueden herir la sensibilidad del visitante por la crudeza de la situación en la que encuentran a los animales)