El gallego Héctor Salvador (1983), ha sido el primer español en bajar a uno de los puntos más profundos de las fosas marinas de las Marianas. Allí descendió al fondo del abismo de la Sirena, a 10.706 metros de profundidad. Un hecho que considera como “el culmen para mi carrera’’.

Héctor Salvador realizó esta gesta a bordo del sumergible DSV ‘Limiting Factor’, como especialista de misión y copiloto del australiana Tim Macdonald, el pasado 18 de abril.

Según confesó, ‘’no estaba previsto que yo bajara. Me avisaron la noche de antes porque teníamos que recuperar un módulo científico que se había quedado atascado en el lecho marino el día anterior. Y, de paso, recoger muestras de los sedimentos del manto marino’’.

Un sueño hecho realidad

Gracias a la hazaña de Héctor Salvador, la tripulación consiguió tomar muestras de la estera microbiana presente en los sedimentos de la fosa. La cuál es de gran interés para la comunidad científica, por lo que ya está siendo analizada.

Héctor Salvador agregó que fue un sueño hecho realidad ‘’participar en este proyecto y llegar a una profundidad de 10.706 metros’’. Igualmente, añadió que ‘’te das cuenta de la profundidad monumental de la fosa de las Marianas cuando para descender tardas más de cuatro horas y media en llegar al fondo’’. Además, ‘’es lo más bajo que podía caer’’, ironizó.

Este ingeniero lucense es un experimentado piloto de sumergibles tripulados. También es el director de operaciones de Tritón Submarines, la empresa que construyó este batiscafo para Caladan Oceanic.

Sobre sus próximos objetivos, Héctor Salvador desveló que ‘’estamos construyendo el primer sumergible que alcanzará los 2.000 metros de profundidad con la intención de descender los 2.300 metros para llegar a los restos de antiguas poblaciones sumergidas en la profundidad del mar Negro’’.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR