Viviendas para jóvenes solidarios en BilbaoEn Bilbao comienza la tercera edición del Programa de Viviendas Municipales para Jóvenes Solidarios, que ya ha abierto el plazo de solicitudes para sus pisos compartidos a 40 euros por persona a cambio de realizar trabajo social.

Se trata de una idea que ha ido creciendo año a año. “Se nos ocurrió porque en nuestros contactos con la propia universidad y la escasez de plazas que tienen los Estudiantes para tener derecho a una vivienda compartida”, explica Marcos Muro, director del programa de vivienda. Este año son 26 jóvenes los que van a participar en el programa: “Estamos trabajando con otras universidades del Estado para poner en marcha programas de estas características”, añade

En cada uno de los apartamentos habitan 3 estudiantes. El objetivo es que lo que estos jóvenes se ahorren en alquiler revierta en la sociedad a través del apoyo a colectivos vulnerables en los barrios de Bilbao, Otxarkoaga y Bilbao la Vieja.

Impulsado por Viviendas Municipales de Bilbao y la UPV/EHU, el plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el viernes 14 de septiembre. En esta tercera edición Viviendas Municipales destinará 10 pisos al programa para los jóvenes matriculados en cursos de postgrado de la UPV/EHU.

De las diez viviendas ofertadas para el presente curso 2012-2013, seis están ubicadas en la calle Txotena de Otxarkoaga y serán ocupados por14 jóvenes en régimen de alquiler compartido, y cuatro pisos se ubican en la Plaza Corazón de María, en los que se alojarán 12 universitarios. Los estudiantes, además del precio simbólico del alquiler, compartirán los gastos de luz y agua.

Fernando Galindo tiene 27 años, es de Bogotá y disfrutó de este programa el año pasado. En la edición del 2011-2012 cada estudiante pagaba 40 euros por cada vivienda y dedicaba 40 horas semanales a realizar trabajo social. “En términos generales ha sido una muy buena experiencia a nivel personal y profesional”, recuerda Fernando.

Durante el año, los estudiantes han participado con las asociaciones de los barrios en actividades como taller de ajedrez para niños y jóvenes, taller de baile para mujeres, huertos urbanos o taller de yoga.

Con un paro juvenil del 52% y la escasez de recursos que tienen en sus manos las arcas públicas, no parece mala idea que este tipo de ideas se pongan en marcha en todo el Estado: “Sería positivo implantarlo a nivel nacional para todos los estudiantes Universitarios”, propone Fernando.

Más información en: https://www.bilbao.net/viviendasBilbao/Default.aspx?tabid=236.