Cruz Roja lanza un plan para combatir la crisis que consiste en la distribución de alimentos para personas desfavorecidas en España, entre las cuales se encuentran niños que viven en hogares pobres, personas afectadas por el paro (familias en la que todos los miembros están desempleados, jóvenes sin trabajo…) y otras sin techo.

Todo este colectivo recibirá productos de primera necesidad y en total se distribuirá alrededor de 13 millones de kilos y litros de alimentos en nuestro país entre este mes y el próximo para culminar con éxito la segunda fase prevista en el Plan de Alimentos 2012 de Cruz Roja, orientada a la distribución de ayuda alimentaria.

Estas acciones se complementan con la distribución de los denominados “kits de emergencia social”, que abarcan desde apoyo sociosanitario en núcleos urbanos desfavorecidos o determinadas ayudas económicas hasta la proporción de prendas para vestir y utensilios en general.

La razón por la que han iniciado este proyecto se resume en el eslogan de su campaña: