En busca de la soberanía energética.

Hoy presentamos en Cuentamealgobueno el trabajo que está llevando a cabo una empresa española llamada Ecooo, que persigue demostrar la viabilidad económica de un modelo energético basado en las energías renovables.

Planta fotovoltaica realizada por Ecooo en Albacete

Planta fotovoltaica realizada por Ecooo en Albacete

Para ello, Ecooo lleva acabo proyectos de soberanía energética sobre cubiertas, que puedan ser participados por la propia sociedad. utilizando como medio las energías renovables que demuestran la viabilidad de las causas sostenibles.

Su forma es la de una empresa de no lucro que funciona teniendo dos polos: el rigor técnico ejecutivo y el trabajo en un equipo multidisciplinar de igual a igual.

– Vídeo: Ecooo. Participa en la revolución solar –

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=43i-PMgdIVo[/youtube]

El equipo de Ecooo está formado por un grupo de personas de excelencia técnica y académica y con amplia participación en movimientos y organizaciones sociales. Ecooo es una empresa de no lucro en la que los beneficios se destinan a generar tejido social y a campañas de divulgación de las renovables.

Las decisiones relativas a Ecooo, incluidas las económicas, se toman mediante procesos de codecisión en los que participa todo el equipo, formado por hombres y mujeres de diversas procedencias y en el que la diferencia de salarios entre el que menos cobra y el que más guarda una relación no superior al 13%.

Mario Sánchez-Herrero explica la filosofía de su empresa así:

Uno puede trabajar en Cocacola o en Zara, puede tener un taller mecánico o una panadería, hacer feliz a la gente con sus productos y estar muy satisfecho del trabajo que desempeña. Pero es aún mejor cuando te acompaña la convicción de que con tu trabajo, con tu proyecto, estás colaborando, aunque sea mínimamente, a resolver los graves problemas medioambientales que enfrenta el planeta. Que no sólo satisfaces las necesidades de tus clientes, sino las de la humanidad en su conjunto. Necesitamos energía libre de CO2 y la necesitamos ya.

Proyecto Ecoo.

Planta fotovoltaica de Ecooo en Madrid.

Planta fotovoltaica de Ecooo en Madrid.

Mediante su programa de compensación ofrece la posibilidad al ciudadano de compensar su huella ecológica evitando la emisión de CO2 al medio ambiente gracias a la generación de energía limpia.

Pese a las dificultades Ecooo propone que no se renuncie a alcanzar un uso más racional de la energía y de la forma que generamos esta. “En nuestras manos está el futuro del planeta y la herencia que vamos a dejar a las siguientes generaciones. Tenemos la tecnología y la capacidad para hacerlo, sólo hace falta que se aglutinen muchas voluntades para provocar un cambio social que facilite las decisiones políticas necesarias para caminar hacia un desarrollo más sostenible“.

Desde Ecooo democratizan el acceso a la producción de energía limpia a través de la venta de pequeñas participaciones en sus instalaciones fotovoltaicas. A diferencia de otras energías renovables donde se precisan inversiones millonarias, en la fotovoltaica se puede actuar a pequeña escala.

¿Qué se necesita para conseguir que toda la energía que consumimos en nuestro país proceda de fuentes renovables?

Lo primero, explica Ecooo, es convencernos de que es exactamente lo que necesitamos en un momento de crisis económica mundial. Las energías renovables constituyen la apuesta más clara para enfrentar todos los desafíos que tiene nuestro planeta en este preciso momento histórico, ya que con su difusión conseguiremos:

  1. Acabar con la dependencia de los combustibles fósiles, en los que está basado nuestro modelo económico. Al ser un recurso finito, es inevitable que su precio vuelva a dispararse en el futuro. ¿Cuál será la cotización del barril de petróleo cuando se supere la actual crisis económica y en India y China circulen 50 ó 100 millones de coches nuevos?
  2. Desactivar buena parte de las tensiones geoestratégicas que están provocadas por la localización geográfica de los yacimientos. Rusia, el Golfo Pérsico, Irán, Iraq, Venezuela, Nigeria son todos países ricos en materias primas energéticas y que han sido y son protagonistas de crisis políticas de diferente magnitud.
  3. Enfrentar de manera efectiva los problemas medioambientales asociados a los combustibles fósiles y al uranio.
  4. Poner en marcha un modelo de crecimiento económico sostenible, esto es, basado en materias primas renovables.
  5. Iniciar una nueva fase expansiva de la onda larga capitalista, en terminología de Schumpeter. Se trata de apostar por nuevas tecnologías que impliquen innovación de producto y de proceso y que, al difundirse por toda la economía la arrastren a tasas de crecimiento por encima de la media.

Lo segundo, continúan desde Ecooo, es convencernos de que no constituye ningún sacrificio,  que no tenemos que renunciar a parte de nuestro bienestar actual a cambio de evitar males mayores en el futuro, sino de una opción racional desde el punto de vista económico, que no supone pérdida sino aumento de bienestar.

Ecooo aborda este desafío intelectual desde la tecnología por la que lleva apostando desde su fundación en 2005: la electricidad fotovoltaica. Y desde ella realiza su aportación, aunque sin dejar de atender al resto de tecnologías energéticas limpias, con las que se complementa.

El Proyecto ecooo consiste en atacar de forma sistemática, imaginativa, pero  sobre todo honesta, cada uno de los flancos débiles que presenta en la actualidad la tecnología fotovoltaica. Todo ello desde la convicción de que dichas debilidades son perfectamente superables en la actualidad. Con todo ello, ecooo aspira a remover los prejuicios que impiden su expansión masiva, al menos en un país como el nuestro, que goza de unas condiciones privilegiadas dentro del conjunto de países desarrollados.

Más información en ecooo.es.