El nadador de largas distancias Adam Walker estaba a medio camino de su travesía a nado cruzando el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda, cuando vio un gran tiburón blanco aproximándose hacia él desde abajo.

El grupo de delfines rodea al nadador y lo protege del tiburón

Con su gesta deportiva, el nadador británico estaba recaudando fondos para un grupo ecologista que trabaja para la conservación de las ballenas y delfines.

En esta tensa situación en la que se encontraba, de repente un grupo de delfines emergió y lo rodeó, con la clara intención de proteger su vida frente al previsible ataque del tiburón.

Una tripulante del bote de asistencia del deportista grabó la escena y la publicó en Youtube, aclarando que los delfines permanecieron junto a Adam por más de una hora, lo suficientemente cerca suya como para tocarlo.

“Increíble”, exclama la mujer mientras graba.

Vídeo: Swimming with Dolphins, Adam Walker – Cook Strait –

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=Ohsg1XI6KdI’]

Walker está afrontando los llamados Siete Océanos, las travesías más duras a nado en océano abierto del planeta, para recaudar fondos y crear conciencia para detener la pesca de ballenas.

Se espera que sea el primer británico que complete esta gesta deportiva, que solamente cuatro nadadores en todo el mundo han conseguido.

Hasta ahora ya ha recorrido el Canal de Inglaterra, el Estrecho de Gibraltar, el Canal de Catalina, el Estrecho de Molokai, el Estrecho de Tsugaru y ahora, con el apoyo de estos delfines, el Estrecho de Cook, con lo que está a un solo paso de completar la gesta, que se espera consiga este mes de agosto cuando cruce el Mar de Irlanda.

Fuente: GNN.