Solar-box.

Estació gratuita de carga de teléfonos móviles por energía solar.

Uno de los iconos londinenses, sus cabinas telefónicas de color rojo, están sufriendo una gran transformación. Algunas de ellas se están convirtiendo en estaciones de carga de teléfonos móviles alimentadas con energía solar y… pintadas de color verde.

Una solar-box al lado de una tradicional cabina telefónica londinense.

Una solar-box al lado de una tradicional cabina telefónica londinense.

La primera Solar-box se dio a conocer el miércoles en Tottenham Court Road, con el apoyo y la financiación del alcalde de Londres, como prueba piloto antes de convertir algunas de las cabinas telefónicas más tradicionales de esta ciudad, en color verde a principios del año próximo.

‘Solarbox’ es una idea original de dos graduados de la London School of Economics, Kirsty Kenney y Harold Craston, que ganaron 5.000 £ y el apoyo de mentores para desarrollar su idea tras ganar la competición Emprendedor 2014 Low Carbon, lo que les ha permitido llevar a la realidad su idea de negocio en las calles de Londres.

Las cabinas telefónicas con paneles solares proporcionan una fuente limpia y neutral en carbono de la energía para los teléfonos, tablets, cámaras y otros dispositivos. Los costos son cubiertos a través de espacios publicitarios en el stand, lo que permite que el público pueda recargar sus dispositivos de forma gratuita.

“Es fantástico ver a nuestros jóvenes emprendedores ya en funcionamiento con esta brillante idea”, dijo el alcalde Boris Johnson. “En nuestro mundo moderno, donde casi ningún londinense está completo sin un conjunto de aparatos electrónicos personales en la mano, ya es hora de que nuestras emblemáticas cabinas telefónicas se actualicen para el siglo 21, para ser más útiles, más sostenibles, e igualmente de rompedoras, ahora con un nuevo cambio de imagen a verde”.

El Co-fundador de ‘SOLARBOX’ Kirsty Kenney dijo: “Nuestra idea nació de nuestro interés en el uso del espacio público y las energías renovables y tiene por objetivo proporcionar un servicio que la gente realmente necesita… la vida de la batería del teléfono simplemente no puede mantener el ritmo de la vida moderna “.

“Ha sido un viaje increíble, desde la victoria en la competición, hasta ahora llevar nuestra primera ‘SOLARBOX’ a las calles de Londres”.

Las célebres cabinas rojas fueron diseñadas en 1936 para el jubileo de la coronación de Jorge V y son parte del patrimonio británico, al igual que los autobuses rojos de dos pisos o los taxis negros.

Cuando dejaron de fabricarse en 1968, había unas 70.000, pero fueron cayendo en desuso y la compañía telefónica BT tiene algunas a la venta.

Todavía las hay en funcionamiento, pero en muchas ocasiones están empapeladas con anuncios de prostitución o son usadas como urinarios. Unas 1.800 fueron reconvertidas en otras cosas, desde tiendas a galerías de exposiciones o incluso bares.

Fuente: Prensa Latina.