Cerca de conseguir el Chitty Chitty Bang Bang moderno.

Un mecánico norteamericano fabrica vehículos anfibios.

Sus modelos se exportan para el sector turístico de todo el mundo.

El excéntrico inventor Caractacus Potts, protagonizado por Dick Van Dyke, ideó un coche que se convertía en barco y que era capaz de volar. Chitty Chitty Bang Bang, fue el sueño de muchos niños, que vieron esta histórica y genial película de Disney.

Ahora, el sueño se convierte en realidad, casi, porque lo único que le falta es volar. El responsable es un mecánico norteamericano llamado John Giljam, que ha construido, entre otros ingenios, una caravana anfibia casera, que es capaz de conducir por la carretera y navegar por el agua.

La caravana anfibia construida por el mecánico John Giljam.

La caravana anfibia construida por el mecánico John Giljam.

Este genio autodidacta creció en una granja en el estado de Nueva York, pero en noveno grado sacó un 9,8 en un test de aptitud para una escuela de ingeniería mecánica. Su padre, Harold, era muy bueno fabricando piezas para aparatos estropeados, lo que despertó el interés de John por el diseño creativo.

Padre e hijo consiguieron hacerse un nombre entre los agricultores de la zona, que acudían para arreglar sus máquinas, por lo que Harold y John decidieron emprender un negocio juntos.

Así, abrieron un pequeño taller de soldadura y fabricación, en el que comenzaron a fabricar coches de bomberos y ambulancias equipados ambos tipos de vehículos con instrumental especial que John, como bombero voluntario, sabía diseñar y enseñar a los profesionales.

“Me encanta resolver problemas”, manfestó John en una entrevista telefónica. “Después de matricularme en la universidad, la dejé tras un semestre porque era yo el que estaba siempre enseñando a los profesores”.

Cool Amphibious Manufacturing International (CAMI).

Quince años después de que su padre falleciera, John comenzó una nueva empresa ‘Cool Amphibious Manufacturing International (CAMI)’ – cuya misión es construir vehículos anfibios para el sector turístico de todo el mundo.

La compañía de Carolina del Sur, tiene la sede cerca de Hilton Head Island y ya ha construido 75 autobuses anfibios turísticos denominados ‘Hydra-Terra‘.

Un vehículo anfibio modelo "Hydra-Terra" en Taiwan.

Un vehículo anfibio modelo “Hydra-Terra” en Taiwan.

Sus vehículos se utilizan en más de 17 países como parte de tours turísticos, como por ejemplo el ‘Super Ducks tour’ del río Charles en Boston.

John con su esposa, con la que se ha recorrido medio mundo gracias a sus vehículos turísticos anfibios.

John con su esposa, con la que se ha recorrido medio mundo gracias a sus vehículos turísticos anfibios.

“Lo más divertido es que mi esposa Julie y yo podemos viajar a ir a todos estos países. Tokio es hermoso. Hemos estado en Dubai tres veces; compraron una flota de cinco”.

ElHydra-Terra es un ingenio sin igual, se trata del único buque “T” aprobado por la Guardia Costera, según el sitio web CAMI. “¡Sus compartimentos rellenos de espuma hacen que sea imposible de hundir incluso con los tapones de drenaje quitados y la sala de máquinas inundada por completo!”.

John obtuvo la fama por un vídeo de su caravana anfibia.

La lujosa caravana de la pareja fue la que le propició la fama en Internet a CAMI, después publicar un vídeo en YouTube el año pasado mostrando su “Terra Wind”:

Vídeo: CAMI Terra Wind Amphibious Motorcoach

Hydra-Spyder.

Además de los vehículos turísticos, John ha fabricado un vehículo deportivo anfibio al que ha llamado ‘Hydra-Spyder’, que es capaz de navegar a una velocidad de 46 nudos con olas pequeñas:

Hydra Spider

El Hydra-Spider fabricado por CAMI.

El Hydra-Spider fabricado por CAMI.

Versión del Hydra-Spider en color rojo.

Versión del Hydra-Spider en color rojo.

Todo un genio de le mecánica y de la imaginación, que nos demuestra que si se puede pensar, se puede hacer. Solamente le falta volar para convertirse en el Chitty Chitty Bang Bang de la era moderna.

Conoce más sobre su trabajo en camillc.com.

Fuentes: