Desarrollan un sistema que permite usar espuma de embalaje como material de baterías recargables

Un equipo de científicos de Universidad de Purdue, West Lafayette de Indiana (EE.UU.) ha ideado una técnica de reciclaje que convierte los residuos de espuma de embalaje en electrodos de carbono de alto rendimiento para baterías recargables.

Este método es otro ejemplo de una reutilización eficiente de residuos, ya que estos pequeños objetos de espuma se utilizan para proteger los envíos en todo el mundo pero sólo se recicla el 10% de su totalidad.

20150812-2-1

Imagen de espuma de embalaje, por +Verde

Recibimos un montón de cacahuetes de embalaje mientras configuramos nuestro nuevo laboratorio y el Profesor Vilas Pol propuso hacer algo útil con estos tacos de relleno para embalaje”, explica Vinodkumar Etacheri, coautor del estudio.

El reciclaje de estos objetos no es una práctica extendida, ya que necesitan un gran espacio de almacenamiento. Por lo que suelen acabar sus días en vertederos donde permanecen durante décadas, contaminando los ecosistemas terrestres y acuáticos, una amenaza, sobre todo, para los animales marinos.

20150812-2-2

Relleno para embalaje, de +Verde

Este nuevo método resulta un proceso barato, ambientalmente benigno y potencialmente práctico para la fabricación a gran escala. Los análisis microscópicos y espectroscópicas demostraron que las microestructuras y morfologías responsables de un mejor rendimiento electroquímico se conservan después de muchos ciclos de carga-descarga”, aclara el científico Etacheri.

Así, los ánodos procedentes de la espuma de embalaje exhibieron una capacidad máxima específica de 420 mAh/g (miliamperios hora por gramo), en comparación con los 372 mAh/g del grafito.

Una interesante noticia que hemos conocido gracias a +Verde, página web que recomendamos.