Descubierta una nueva especie de molusco recolectada en el siglo XIX

Plekocheilus cecepeus, es la especie recién descubierta por científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) en colaboración con el centro de Biodiversidad Natural de Holanda. Se trata de un molusco terrestre ecuatoriano no mayor de 45 mm.

Su nombre es un homenaje a la Comisión Científica del Pacífico (CCP / cecepe), una travesía histórica entre 1862 y 1865 en la que naturalistas españoles recolectaron gran cantidad de especies sudamericanas que actualmente alberga el MNCN. Además de ser un registro de la biodiversidad del planeta, las colecciones de historia natural conservan miles de especies, muchas de ellas aún por describir.

A snail in the long tail: a new Plekocheilus species collecte

El ejemplar de la especie descrita, Plekocheilus cecepeus. / Servicio Fotográfico del MNCN. Por agencia Sinc.

En 2015, buscando información de la especie Bulimus aristaceus (ejemplar que se suponía que se encontraba en el Museo de París) Abraham Breure, del Centro de Biodiversidad Natural de Holanda, descubrió que había desaparecido y solicitó al Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) las muestras de la especie que la Comisión Científica del Pacífico recolectó en su día.

Sin embargo, al analizar el material que permanecía bajo la etiqueta aristaceus en los fondos del MNCN, descubrió que se trataba de dos especies diferentes.

“No sólo se ha designado el nuevo tipo de la especie Bulimus aristaceus sino que hemos descrito a Plekocheilus cecepeus, una especie de molusco que había pasado desapercibida desde que los naturalistas la encontraron en el siglo XIX en Ecuador”, explica Rafael Araujo, investigador del MNCN, conservador de la colección de moluscos y coautor del artículo que publica la revista ZooKeys.

La Comisión Científica del Pacífico estaba formada por los naturalistas vinculados al MNCN Juan Isern, Fernando Amor, Patricio Paz, Marcos Jiménez de la Espada, Francisco de Paula Martínez y Manuel Almagro, que recolectaron miles de especies entre 1863 y 1865, convirtiendo el viaje de en un hito científico.

En 1860 Isabel II organizó un viaje con el objetivo de instalar una base naval en aguas del Pacífico sudamericano y así aumentar la influencia de la corona española en América. Durante la expedición los integrantes de la Comisión sufrieron un sinfín de contratiempos, de hecho dos de sus integrantes murieron durante la campaña y un tercero nada más llegar a España.

Hemos conocido esta interesante información a través de la agencia Sinc.