Crean un nuevo tipo de tarjeta bancaria biodegradable

El policloruro de vinilo (PVC), material del que están hecho las tarjetas de débito y crédito, puede ser reutilizado. Sin embargo, no es biodegradable, por lo que un material más ecológico podría ser una buena solución.

En esto es en lo que ha pensado la compañía Gemalto, líder mundial en la producción de tarjetas y seguridad digital. La empresa ha trabajado en los últimos tres años en la producción de tarjetas a partir de un polímero biodegradable, el ácido poliláctico, que se obtiene de recursos como el maíz.

20150906-1-1

La compañía Gemalto ha trabajado en la producción de tarjetas a partir de un polímero biodegradable, el ácido poliláctico, que se obtiene de recursos como el maíz. Por +Verde.

“Esta tarjeta ha sido un trabajo arduo y largo de investigación y desarrollo que tomó tres años; muchos productos, y sobre todo estos financieros, tienen una cantidad de particularidades en cuanto a las características que deben tener los plásticos como aceptar hologramas, bandas magnéticas, durabilidad, señaló a la agencia CNNExpansión, Dimas Gómez, director de Mercadotecnia del área de finanzas de Gemalto en América Latina.

Gómez indicó que estas tarjetas biodegradables tienen un periodo de vida igual a las de PVC, de tres a cuatro años, y que a partir de pruebas de biodegradación de esta materia prima, este proceso sólo se puede dar en condiciones de 58º C y 90% de humedad.

El banco austriaco Raiffeisen ha sido el primero en adoptar, en 2012, esta tecnología sustentable de Gemalto, tarjetas 100% compostables y “reciclables para hacer una nueva tarjeta”, según apunta el representante de Gemalto.

En países como Dinamarca, Alemania e Italia, Gemalto ya ha implementado esta modalidad de tarjeta; mientras que en América Latina, México es la primera nación en la que se prueban estos productos ofrecidos a los clientes de CI Banco.

Jorge Rey Gehrke, director de sustentabilidad de CI Banco, compañía que desde el 2012 decidió convertirse en un banco verde, comenta que los bancos tienen también una responsabilidad social con respecto al medio ambiente y que deberían entender a la sustentabilidad como un “negocio”.

20150906-1-2

Gemalto contribuye a la conservación del medio ambiente con otras muchas actividades. Por +Verde.

Gemalto contribuye a la conservación del medio ambiente con otras actividades como un programa de recolección de materiales contaminantes en bancos, el impulso de la banca digital y el reciclaje de otros materiales, por ejemplo los empaques biodegradables para las tarjetas.

Por su parte, CI Banco ofrece más productos verdes como la tasa preferencial para clientes que buscan automóviles que emitan menos de 180 gramos de carbono por km recorrido, además del financiamiento en la instalación de paneles solares en casas y negocios.

Hemos conocido esta interesante noticia a través de nuestros amigos de +Verde, ¡página web que recomendamos!