Una auténtica revolución verde.

  • Un joven agricultor logró el récord hace dos temporadas sin usar pesticidas, transgénicos ni productos químicos.
  • El “milagro” agrícola se ha realizado en el distrito de Nalanda, en Bihar, considerado uno de los más pobres de la India.

El joven agricultor indio Kumar ha batido todos los récords de recolección de arroz que había registrados hasta el momento y lo hizo utilizando sólo estiércol de granja y sin ningún tipo de herbicidas.

20150922-3

Lo increíble ocurrió y cosechó 22,4 hectáreas de arroz en una sola hectárea de tierra. Se trata de un record nunca visto en la producción de este alimento básico para la mitad de la población mundial. Además otros agricultores de la zona están obteniendo grandes cosechas de trigo y patatas de cultivos biológicos.

Kumar ha superado así récords mundiales como los conseguidos por el llamado «padre del arroz», el chino Yuan Longping científico agrícola, que recaudó 19,4 toneladas o los alcanzados por los científicos financiados por el Banco Mundial en el Instituto Internacional de Investigación del Arroz en Filipinas o cualquier otra cantidad lograda por grandes productores de Europa y América.

Además, sus amigos Krishna, Nitish, Sanjay y Bijay, en Darveshpura, consiguieron también 17 toneladas, y muchos otros vecinos en los pueblos de los alrededores afirmaron haber obtenido más del doble de lo cosechado habitualmente. Esto ocurría hace dos temporadas y aún no ha sido superado.

¿Pero cuál ha sido el secreto de Kumar para lograr semejante cosecha? Usar prácticas agrícolas antiguas, una de ellas llamada SRI (Sistema de Intensificación del Arroz) desarrollado por Enrique de Laulanié, un sacerdote jesuita francés y agrónomo a mediados de los años 80 en Madagascar que actualmente está siendo estudiado y difundido por la Universidad de Cornell

Básicamente se trata de abono orgánico y de respetar más la naturaleza. Mientras que la «revolución verde», que evitó la hambruna de la India en la década de los 70 se basó en las variedades de cultivos mejorados, pesticidas y fertilizantes químicos caros, SRI parece ofrecer un futuro sostenible, sin coste adicional, parece ofrecer una esperanza real para aliviar la pobreza.

«Los agricultores usan menos semillas, menos agua y menos productos químicos pero consiguen más sin tener que invertir más. Esto es revolucionario», dijo el Dr. Surendra Chaurassa del Ministerio de Agricultura de Bihar.

Coincidimos con la conclusión de Ecoportal, donde hemos encontrado la noticia: «Esperemos que el sistema pueda seguir evolucionando y lo aprendido año a año logre demostrar al mundo que existen mejores maneras, más simples y económicas de alimentar al mundo».