La historia del granjero que no pudo seguir matando animales.

El protagonista de la siguiente historia es Bob Comis, un granjero que no pudo seguir enviando animales al matadero. Sus experiencias, su conversión, son parte de un nuevo documental bajo el título: ‘El Último Cerdo’. El colectivo de Igualdad Animal ha dado a conocer esta interesante historia:

Durante 10 años como granjero, Bob Comis envió al matadero a más de 2.000 cerdos. En su pequeña granja intentaba ofrecer a sus animales una vida cómoda. Su negocio prosperaba y parecía tener todo lo necesario para ser feliz. Sin embargo, la conciencia atormentaba a Comis.

20151207-1-1

Poco a poco, el granjero fue encontrando su trabajo cada día más difícil. Se dio cuenta de que le encantaba pasar tiempo con sus cerdos. Les ponía nombres, les observaba mientras buscaban raíces entre los árboles y, a su vez, ellos le seguían y buscaban sus caricias.

Para Bob Comis resultaba cada vez más difícil reconciliarse con la idea de lo que él llamó “el problema de El Último Cerdo”; y es que los cerdos son animales muy inteligentes y extremadamente sociales. De hecho, sufren si no pueden desarrollar su comportamiento natural creando lazos con sus compañeros. Este sufrimiento se hace especialmente intenso para él último cerdo de cada partida destinada al matadero.

Por todo ello, un buen día Comis tomó una drástica decisión: cerró su negocio y envió a los cerdos que quedaban a diferentes refugios de animales de granja.

Por otro lado, abrió de nuevo la granja, pero esta vez para cultivar verduras y hortalizas. Además, dejó de comer carne y pasó a llevar una vida compasiva con los animales: “mi experiencia con mis cerdos fue tan profunda e intensa que decidí no comer carne nunca más. Ser vegano se ha convertido en una parte central de mí”, declara el protagonista.

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=2LdqogtTHtA’]

-Vídeo: THE LAST PIG Official Trailer!-

Toda esta apasionante historia está a punto de convertirse en un documental que ningún amante de los animales debería perderse. El título de la obra no podía ser otro: ‘El Último Cerdo’. Un trabajo aún en fase de producción que busca donativos para poder ver la luz.

Hemos conocido esta interesante historia a través de nuestros amigos de Igualdad Animal.