Doce propuestas para la conservación del lobo de cara al 20D.

La conservación de la naturaleza es una prioridad mundial que nos concierne a todos por igual. Por este motivo, resulta necesario que la normativa estatal y autonómica regule la conservación del lobo y asegure su protección.

En este contexto general de defensa del medio ambiente, el lobo es importante como especie clave en los ecosistemas y su conservación es un reto necesario.

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo (ASCEL), Ecologistas en Acción, Lobo Marley y WWF han presentado un documento con propuestas concretas para que las formaciones políticas que concurren a estas elecciones generales no desaprovechen la ocasión de actuar a favor de la conservación del lobo ibérico.

Desde estos colectivos subrayan la importancia de enfrentar estos restos “de manera coordinada, solidaria y urgente”

20151202-2-1

En primer lugar, reclaman la protección del lobo ibérico en toda España, a través de la incorporación de la especie al Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial desarrollado por el RD 139/2011.

En segundo lugar, resulta necesario paralizar de forma inmediata los programas de control de población de la especie. “Los controles de población son medidas de gestión ineficaces, que no han logrado reducir la conflictividad social y que implican la eliminación indiscriminada y aleatoria de individuos, en una especie que forma grupos familiares muy estructurados”, explican en el documento.

Como tercer punto, señalan la importancia de promover  la elaboración de un censo peninsular del lobo ibérico. Desde estos colectivos subrayan que “conocer la distribución de una especie es fundamental para su conservación, así como para prever y gestionar futuros cambios y, por tanto, de las consecuencias que la presencia de la especie pueda acarrear”.

En cuarto lugar, elaborar una nueva Estrategia Nacional de Conservación del lobo ibérico, que sirva de base para que posteriormente las comunidades autónomas. elaboren los correspondientes planes de recuperación o de conservación.

Por otro lado, en quinto lugar, resulta fundamental fomentar la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva. “Es esencial que las administraciones informen y ayuden a los ganaderos para lograr la coexistencia entre el lobo y la ganadería extensiva, ayudándoles a la adopción de medidas preventivas: perros de vigilancia, pastoreo, recogida nocturna, rediles, etc.”

En sexto lugar: aplicar un sistema justo de compensaciones al sector agroganadero que esté condicionado a compromisos ambientales.

La prioridad séptima es reducir los efectos negativos de la caza sobre el lobo. “Resulta necesario revisar el modelo cinegético, su gestión y control, ya que el proceso de intensificación y artificialización de la caza, especialmente en el sur peninsular, donde el lobo es considerado por la Unión Europea como especie de prioridad máxima, supone una grave amenaza para su conservación, fundamentalmente por la generalización de los vallados cinegéticos, lo que unido a la utilización de métodos no selectivos de caza y a su persecución directa, lo han hecho desaparecer casi por completo, incluso de la propia Red Natura 2000.”

En octavo lugar: promover acciones contra el furtivismo y los envenenamientos. Resulta necesario que se adopten medidas concretas y más severas para frenar la persecución de la especie y, además para localizar, detener y sancionar a los responsables.

Por otro lado, también es importante regular el turismo relacionado con la observación de lobos. Asimismo, la décima prioridad es fomentar la educación y concienciación sobre la importancia ecológica de los grandes depredadores, en particular del lobo.

En el puesto número once: impulsar el desarrollo y aprobación de Planes de Gestión adecuados para las Zonas de Especial Conservación (ZEC) con presencia de lobo.

Y por último, permitir el abandono de carroñas de ganadería extensiva en el campo. “Las carroñas pueden ofrecer un recurso importante para carnívoros como el lobo, pero es preciso mantener su distribución aleatoria e impredecible, para no generar un nivel indeseable de dependencia”, subrayan desde estos colectivos.

Seguro que todos podemos hacer algo por la conservación y la protección del lobo. ¿A qué estás esperando para aportar tu granito de arena?

Hemos conocido estas interesantes prioridades a través de WWF España. Si quieres ampliar información no dudes en visitar su página web.