Diez consejos prácticos para reducir la contaminación del aire.

A diario son muchas las informaciones que nos recuerdan los graves problemas medioambientales que afectan a nuestro entorno: el cambio climático, los altos niveles de contaminación etc. Y aunque parezca que el mundo se va “al garete”, la buena noticia es que todos tenemos la solución en nuestras manos. Todos podemos hacer algo al respecto.

Young happy woman in green field

Tan sólo se trata de cambiar ciertos hábitos y adquirirlos como rutina para apostar por un futuro mucho más verde. En esta ocasión, compartimos diez consejos útiles para contribuir a reducir la contaminación del aire.

1. PLANTAR UN ÁRBOL

Algunas de las múltiples ventajas de plantar un árbol son: purifican el aire, combaten el calentamiento global, evitan la erosión de los suelos, protegen la biodiversidad y cuidan el agua.

2. CONSUMIR MENOS CARNE

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la industria de la carne genera el 18% del total de las emisiones mundiales de efecto invernadero. Esto supera incluso al transporte, que genera el 13%. Afortunadamente, la carne es fácil de reemplazar por proteínas de origen vegetal, que son mejores para el organismo y no contaminan en su producción.

3. NO UTILIZAR PRODUCTOS EN AEROSOL

Prácticamente todos los productos en aerosol dañan gravemente la capa de ozono. Tan sólo se recomienda utilizar aquellos que añadan en su etiqueta: “sin CFC”.

20160304-1-2

4. ELEGIR TRANSPORTE PÚBLICO

Siempre que sea posible debemos apostar por el transporte público. Además, caminar, utilizar la bicicleta o los patines no sólo contribuye al medio ambiente sino que también beneficia a nuestra salud.

5. COMPARTIR VIAJES

Una buena idea es compartir el espacio de un coche privado con más personas que viajen hacia el mismo destino, así la contaminación se reduce a la mitad.

20160304-1-3

6. CONDUCIR DE MODO SEGURO

Optar por un estilo de conducción responsable, sostenible y ecológico. Por ejemplo, acelerar y frenar sólo si es necesario, anticipar las maniobras y mantener una distancia de frenado segura. Todo esto hace que el combustible rinda más y, por lo tanto, contamine menos.

7. CUIDAR NUESTRO COCHE

Si cuidamos nuestro coche, también estamos cuidando el medio ambiente. Es recomendable realizar una revisión periódica a nuestro coche; ya que al cambiar los filtros, el consumo de combustible se reduce y también lo hacen las emisiones de CO2.

8. NEUMÁTICOS SIEMPRE INFLADOS

Mantener en orden las ruedas de nuestro coche genera menor resistencia al rodado y aumenta el diámetro de las cubiertas, por lo que se logra un mayor rendimiento del combustible.

CE_vehiculos_pasajeros.indd

9. NO ABUSAR DEL AIRE ACONDICIONADO

Siempre que sea posible es preferible abrir las ventanillas del automóvil antes que utilizar el aire acondicionado, ya que genera un consumo adicional de combustible de aproximadamente el 10%. Sin embargo, si se viaja a más de 85 km/h se recomienda todo lo contrario: cerrar las ventanas y usar el aire acondicionado, ya que la resistencia del viento genera un incremento en el consumo del 20%.

10. NO ARRANCAR ANTES DE TIEMPO

Muchas veces, cuando hace demasiado frío, algunas personas tienden a arrancar el coche antes de subir para que caliente. Sin embargo, es preferible arrancar el coche y circular los primeros metros a bajas revoluciones para disminuir el consumo de combustible y reducir las emisiones de CO2.

Son muchos los consejos, algunos más accesibles que otros, para reducir la contaminación del aire. De lo que no cabe ninguna duda es que entre todos podemos aportar nuestro granito de arena para construir un futuro mucho más verde, más responsable, más sano y sostenible. Granito a granito podemos construir grandes montañas.

Fuente:

vidasana.masverdedigital.com