Evitan que “Kiwi ” sea acosado por sus compañeros de acuario.

  • La veterinaria que lo atendió creó un ojo falso con una mezcla de esmalte de uñas y pigmentos de sombra de ojos.
  • La operación para implantárselo duró media hora, tiempo durante el cual el pez estuvo bajo anestesia general.
  • Frente a quien piensa que es una tontería dedicar tanto esfuerzo en ayudar a un pez, su dueña cree que merece vivir con comodidad.

“Kiwi” es un pez de Missouri, Estados Unidos, de siete años que perdió un ojo después de desarrollar una catarata. Su veterinaria, Megan Baebler, tuvo que quitárselo y su dueña, Julie Morgan, se dio cuenta de que a partir de ese momento el resto de peces del acuario en el que vive empezaron a atacarle.

20160707-1-protesis-ojo-pez

A Baebler se le ocurrió entonces una solución: fabricarle un ojo protésico a medida. Así, la veterinaria creó un ojo falso «con habilidad y astucia», publica Buzzfeed.

«Utilicé una mezcla de un esmalte de uñas y unos pigmentos de sombra de ojos para darle iridiscencia», asegura ella.

La operación para implantárselo duró unos treinta minutos, durante los cuales el pez estuvo bajo anestesia general.

Morgan defiende que mientras la gente puede pensar que es una tontería dedicar tanto esfuerzo en ayudar a un pez, ella cree que Kiwi merece vivir con comodidad.

Fuente: 20minutos.