“Santiago Respira”.

Chile se ha propuesto descontaminar su capital y para ello se iniciará un ambicioso plan, valorado en mil millones de dólares, a partir del año 2017, según ha anunciado recientemente el Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Santiago de Chile. Foto de alobos Life.

Santiago de Chile. Foto de alobos Life.

Con casi siete millones de habitantes, Santiago de Chile, rodeada por la Cordillera de los Andes y varios cerros, es una de las urbes con mayor contaminación ambiental en la región, ante lo cual el Gobierno propone un programa radical.

La idea es limpiar parcialmente la atmósfera con la reducción en un 60% de las emisiones con medidas como la restricción a la circulación de vehículos y la prohibición de usar leña, informó Badenier en conferencia de prensa.

El plan se denomina Santiago Respira y buscará la cifra requerida de mil millones de dólares en aporte públicos y privados en el curso de una década.

A partir de 2017, a los vehículos fabricados antes de 2012 se les impondrá la restricción de circular un día a la semana, entre los meses de mayo y agosto, con lo cual dejarán de transitar 200 mil vehículos por jornada.

La iniciativa establecerá asimismo la prohibición durante todo el año del uso de leña en toda la ciudad junto con un ajuste a la baja de las normas de emisión para las cerca de 13 mil 100 fuentes contaminantes, señaló la fuente.

El Ministerio de Medio Ambiente calcula en unas cuatro mil muertes de personas con enfermedades relacionadas con la contaminación de la atmósfera. Santiago es una ciudad de pocas lluvias y en especial en época de invierno austral, de mayo a septiembre, el smog se apodera de la capital chilena y se crea una densa capa neblinosa.

Los expertos hablan de niveles de material particulado fino o con un tamaño menor a los 2,5 micrones, que afecta a las vías respiratorias. «Es un plan que nos permitirá dar un paso sustantivo en la descontaminación de Santiago», declaró el titular de Medio Ambiente.

En el programa se incluyen restricciones a buses del transporte público, prohíbe el ingreso de camiones a la zona central de la ciudad y entregará incentivos para la renovación de vehículos livianos de bajas emisiones.

Fuente: +Verde, Web que recomendamos.