Lectora de Cuentamealgobueno comparte método de Eduardo Salazar para sanar nuestro pasado y cambiar desde nuestro interior.

Analía Herrlein, lectora de Cuentamealgobueno de Argentina, ha contactado con nosotros para compartir con los lectores de nuestro periódico de buenas noticias «una fabulosa experiencia que estoy viviendo» y que espera «¡que puede servirles a muchos!».

Hace un tiempo me invita una querida amiga y colega de Venezuela a participar en un grupo de Whatsapp con el nombre Neuronas Espirituales. Como confío plenamente en ella ni dudé en sumarme. Todos sabemos de la situación que se vive en aquel país y pensé que tenía que ver con algo referido. Efectivamente sí, pero no sólo con ese bello país tan maltratado sino con todo el planeta.

La propuesta de Eduardo Salazar su creador es que cada uno de nosotros para colaborar con el cambio y la paz en el mundo debe sanar su pasado. Esto es así porque todos “somos repetidores” de lo que vivimos en el nuestra corta o larga vida, sobretodo de niños. Si tuvimos una vida fabulosa llena de amor y felicidad quizás esto nos parezca poco creíble, pero la cuestión es que el ADN de cada uno de nosotros trae la información de todos nuestros ancestros, a lo que se suman las experiencias sobre todo emocionales, con lo cual es difícil estar “totalmente limpios” de toxicidades del pasado… Todo está impregnado en nuestras células, a nivel bioquímico, a nivel de sus membranas y funciones. Ya había leído al respecto en Biología de la Creencia, el libro de Bruce Lipton, pero una cosa es leerlo y otra experimentarlo.

Como les decía me sumé y comencé a realizar un par de cortos ejercicios al día y pese a que creía haber tenido resuelto mi pasado, indudable que me faltaba tela por cortar….

¡Te transformas! Eduardo ha generado una técnica luego de 15 años de estudios que nos permite tomar las riendas de nuestro cuerpo “de verdad”, nos enseña a estar conectados con nuestras neuronas y glándulas endócrinas para que funcionen correctamente generando todos las hormonas y sustancias necesarias para estar sanos, que en definitiva todos deberíamos estarlo dado que nuestro cuerpo es un sistema perfecto.

Se los quise contar porque es una excelente noticia porque además Eduardo “regala” todo su conocimiento a nosotros, a quien “decida” hacer su proceso lo cual es importante recalcar: uno decide qué hacer en su vida, si seguir igual, empantanado en el pasado/presente o empoderarse y sanar.

El cambio es desde nuestro interior, desde cada célula, esto ha sido perfectamente demostrado por la física cuántica: cada célula de nuestro querido cuerpo físico tiene la totalidad de la información siendo un holograma de él (lo micro es idéntico a lo macro).

Todos podemos sanar con esta maravillosa técnica, y no es cuento, hay miles de testimonios y Eduardo los ha registrado como corresponde hacer cuando “se es responsable” de lo que se dice y hace.

Te bendigo y me bendigo, te respeto y me respeto, te honro y me honro… Así comienza un fabuloso protocolo que a manera de mantra sana todo a lo que se le aplica.

Soy Analía Herrlein de Argentina trabajando en mí y en mi familia para mejorar este mundo.

Si quieres saber más de lo que comento puedes contactarme por mi Facebook en https://www.facebook.com/AnaliaHerrleinPNL/.

Crédito fotografía: Caroline Davis2010.


¿Y Tú?

¿Tienes algo bueno que contar?

¡Compártelo en Cuentamealgobueno y haz que las historias de gente que está haciendo algo bueno por lo demás ven la luz!

>> ¡Compartir mi historia! <<