Proyecto ADAPTaRES.

Fomenta las buenas prácticas de riego con aguas regeneradas como medida de adaptación al cambio climático.

Técnicos del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) se han desplazado a Cabo Verde para iniciar los trabajos de identificación y diseño de parcelas demostrativas de tecnologías de riego eficiente y reutilización segura de aguas tratadas en cultivos, dentro del plan experimental para la valorización de este recurso en situaciones de escasez hídrica.

En el marco de las actuaciones del proyecto ADAPTaRES (Uso Eficiente del Agua y su Reutilización para la Adaptación al Cambio Climático en la Macaronesia) que coordina la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, a través del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), se iniciaron el pasado mes de junio en Cabo Verde los trabajos de campo previos a la instalación de parcelas experimentales de riego con aguas regeneradas en diferentes zonas de la isla de Santiago.

Su objetivo es poder desarrollar un exhaustivo programa de implantación y seguimiento de un modelo de cultivo adaptado a las situaciones de sequía, reutilizando las aguas depuradas como recurso disponible para la agricultura y optimizando su aprovechamiento mediante sistemas de riego avanzados.

El consorcio ADAPTaRES está integrado por entidades de Canarias, Cabo Verde y Madeira y han comenzado en la isla de Santiago los trabajos de identificación y diseño de la red de parcelas piloto que permitirán a agricultores y ciudadanos de la isla verificar las ventajas de la aplicación de aguas regeneradas en cultivos e incrementar su reutilización segura junto a tecnologías de riego de máxima eficiencia.

Con esta medida se busca aumentar la resiliencia del sector agrícola ante las sequías y reducir la presión sobre los recursos naturales, para hacer frente a los efectos del cambio climático.

Para la instalación de estas parcelas experimentales en Cabo Verde, se ha contemplado en su diseño la inclusión de cultivos estratégicos en la región, tales como plantas forrajeras, especies hortícolas, millo, judías o frutales. Durante esta fase inicial, se ha procedido a caracterizar los suelos desde el punto de vista físico-químico y biológico, muestreando las diversas parcelas seleccionadas al objeto de optimizar el diseño de las instalaciones.

Estos trabajos en Cabo Verde están dirigidos por un equipo multidisciplinar de investigadores de la ULPGC -de las ramas de la Física, Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Química Medioambiental o Geología-, contando con el Departamento de Agua del ITC para la gestión organizativa de las tareas y con la colaboración en su ejecución de varios socios locales del proyecto, como son el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Agrario (INIDA), la Agencia Nacional de Agua y Saneamiento (ANAS), la empresa Aguas de Santiago y la Dirección General de Agricultura, Silvicultura y Ganadería, todos ellos bajo el paraguas del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente de Cabo Verde.

Con esta iniciativa se espera llegar a unos 200 agricultores, que serán receptores de la instrucción y demostración de prácticas eficientes y seguras de riego agrícola a través de las parcelas que se ubicarán en diferentes áreas geográficas de la isla de Santiago. Los resultados previstos incluyen la transferencia efectiva de las tecnologías implementadas hacia el sector agrícola local y su adaptación a las condiciones locales.

Contaminantes emergentes.

En el marco de la visita técnica a Cabo Verde, se ha ofrecido el “Seminario formativo sobre contaminantes emergentes y preparación de muestras” dirigido a miembros de la Universidad de Cabo Verde implicados en el proyecto ADAPTaRES e impartido por expertos del grupo de investigación Análisis Químico Medioambiental (AQMA) de la ULPGC.

La actividad, celebrada el pasado 22 de junio, ha servido para transferir los conocimientos necesarios sobre el procedimiento y metodología a seguir en la recogida y preparación de muestras para la determinación de contaminantes emergentes en aguas, que serán posteriormente enviadas a Canarias para su análisis.

Los contaminantes emergentes son vertidos presentes en aguas que aún no están regulados por la legislación aplicable en la materia, si bien su estudio resulta determinante para definir la calidad del medio ambiente y las consecuencias de su presencia en el mismo.

Los fármacos constituyen una de las familias más importantes de contaminantes emergentes, dada la gran variedad de productos existentes con muy diferentes características fisicoquímicas y el intenso uso que la sociedad actual hace de ellos.

Entre las actividades a realizar dentro del proyecto ADAPTaRES, destaca el análisis y evaluación de la presencia de estos contaminantes en las aguas residuales tratadas y en aguas subterráneas, así como el estudio del comportamiento de las tecnologías extensivas y de bajo coste energético en su degradación, de las que se espera un mejor funcionamiento que las convencionales. Estos estudios se realizarán tanto en Canarias como en Cabo Verde, bajo la coordinación de técnicos especialistas de la ULPGC.

En próximas fechas, el grupo de investigación Geología de Terrenos Volcánicos (GEOVOL) de la ULPGC comenzará con la toma de muestras procedentes de acuíferos en Cabo Verde, con el objetivo de poder conocer los niveles de contaminación de base existentes, antes de implementar el uso de aguas regeneradas.

Canarias desarrolla junto con Cabo Verde y Madeira el proyecto ADAPTaRES (Adaptación al Cambio Climático en la Macaronesia a través del uso eficiente del agua y su reutilización) que promueve el uso eficiente del agua y la reutilización como medida inteligente de adaptación al cambio climático. Esta iniciativa, bajo la supervisión del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), como coordinador del proyecto, reúne a un consorcio de quince entidades de Canarias, Cabo Verde y Madeira y está cofinanciada por el Programa Interreg MAC 2014-2020.

Fuente: ITC.