Desarrollan nuevos biocombustibles alternativos y catalizadores híbridos para motores diésel

El estudio de la Universidad de Málaga propone una tecnología puente para la transición de motores térmicos a los de pilas de carburantes de hidrógeno no contaminantes

Científicos de la Universidad de Málaga (UMA) han llevado un estudio con el que han desarrollado nuevos biocombustibles alternativos y catalizadores híbridos para motores diésel, lo que podría convertirse en la tecnología puente para la transición de diésel a hidrógeno como combustible de futuros vehículos no contaminantes.

La profesora Concepción Herrera trabajando en el equipo de gasificación catalítica. Foto cortesía de UMA

La profesora Concepción Herrera trabajando en el equipo de gasificación catalítica. Foto cortesía de UMA

El estudio ha sido llevado a cabo por investigadores del Grupo Tecnología de Procesos Catalíticos ‘PROCAT’ de la Universidad de Málaga, que lleva trabajando casi tres décadas en esta línea.

Su trabajo está orientado a encontrar la emisión cero, a través de la combinación de carburantes avanzados y tecnologías catalíticas híbridas, que mejoren el rendimiento y reduzcan contaminantes en las actuales motorizaciones diésel.

¿Un futuro sin diésel?

Avanzar hacia nuevos modelos de movilidad que contemplen sistemas energéticos alternativos es hoy una exigencia política de la Unión Europea; es por ello que la mayor parte de los países europeos están reduciendo actualmente los incentivos para la compra de vehículos impulsados por diésel.

En 2017 el Informe Global sobre Automoción de KPMG publicó que el diésel será la primera tecnología de propulsión en desaparecer

Ya en 2017 el Informe Global sobre Automoción de KPMG publicó que, según los principales dirigentes del sector del automóvil, el diésel será la primera tecnología de propulsión en desaparecer.

El impacto del sector transporte en la calidad del aire ya ha llevado a algunas ciudades como Madrid a imponer protocolos anticontaminación con restricciones de tráfico.

El hidrógeno, combustible del futuro

Crean un nuevo material inspirado en la fotosíntesis de las plantas para producir hidrógeno de forma masiva y sostenibleEl catedrático del Departamento de Ingeniería Química, Luis J. Alemany apunta a la co-inyección de hidrógeno cómo solución tecnológica puente, ya que, según indica, las mezclas de diésel, biodiesel y productos oxigenados mejoran el comportamiento del motor y reducen el nivel de emisión de contaminantes.

En este sentido, el experto asegura que, en el futuro, los vehículos serán eléctricos, híbridos y de hidrógeno.

No obstante, este investigador de la Universidad de Málaga señala que, aunque el precio del hidrógeno es accesible, el principal inconveniente es la falta de infraestructura y logística para la recarga del hidrogeno, puesto que, en España, actualmente, solo se cuenta con seis ‘hidrogeneras’ y cero clientes, estando a la espera que se desarrolle una estrategia energética y un corredor para su verdadera implantación.

Así, el experto señala las tecnologías híbridas combinadas, hasta la implantación y abaratamiento de los vehículos que emplean hidrógeno directo, como solución transitoria para pasar de diésel a hidrógeno.

Proyecto multidisciplinar

Actualmente, el grupo de investigación trabaja en el proyecto nacional de I+D+i ‘NoNOX’, no emisión de NOx.

En primer lugar, desde el Laboratorio de Procesos Catalíticos de la Facultad de Ciencias, se busca la modificación de los combustibles actuales de origen o de alto contenido “bio”, así como la preparación de tecnologías catalíticas, para mantener los estándares de eficiencia y reducción neta de emisiones contaminantes.

Catalizadores, encargados de filtrar el gas, fabricados por los investigadores de la UMA. Foto cortesía de la UMA

Catalizadores, encargados de filtrar el gas, fabricados por los investigadores de la UMA. Foto cortesía de la UMA

Tras esta fase de desarrollo, los expertos trasladan los resultados a la Unidad de Máquinas y Motores Térmicos de la Escuela de Ingenierías Industriales de la UMA y los ensayan directamente en motores, de la mano de los profesores Juan Antonio Auñón y Manuel González Aragón.

Transición de los motores térmicos a los de pilas de combustible de hidrógeno

«En estos test y ensayos se analiza la respuesta del motor en distintas situaciones de conducción y el control de las emisiones que genera, para que estén dentro de los límites», explica el profesor Alemany.

«La transición de los motores térmicos a los de pilas de combustible de hidrógeno será progresiva. La investigación en esa línea ya está muy avanzada.

En nuestro laboratorio contamos con catalizadores híbridos, sistemas de alimentación mixta diésel-hidrógeno y nuevos biocarburantes eficientes de bajo carbono, que permitan una solución eficaz transitoria», continúa el profesor de la UMA.

Alemany afirma que los fabricantes de automóviles apuestan más por mejoras de la gestión electrónica en las actuales motorizaciones.

Hidrógeno a partir de biomasa

La tecnología catalítica que desarrolla este equipo de investigadores de la UMA se traslada a aplicaciones energéticas y también ambientales.

Biodiesel, elaborado por los investigadores a partir de biomasa. Foto cortesía de la UMA

Biodiesel, elaborado por los investigadores a partir de biomasa. Foto cortesía de la UMA

De hecho, otras de sus líneas de I+D+i es la producción de hidrógeno de origen biomásico y de dispositivos para su generación, bajo demanda, a bordo de los vehículos, además de rutas para la producción sostenible de nuevos carburantes y aditivos.

Buscar alternativas al diésel en España

En España circulan unos cinco millones de motores diésel, de los cuales, muy pocos cumplen la normativa de emisiones en condiciones reales.

Diseñar sistemas energéticos alternativos menos contaminantes, como los vehículos de hidrógeno, es el objetivo de este grupo de profesores de la UMA

Diseñar sistemas energéticos alternativos menos contaminantes, como los vehículos de hidrógeno, es el objetivo de este grupo de profesores de la UMA, que lideran la investigación en este sentido.

Junto al investigador Luis J. Alemany, en este proyecto también participan la catedrática M. Ángeles Larrubia, la profesora Concepción Herrera, y la doctora Marina Cortés, todos del Departamento de Ingeniería Química y miembros del grupo ‘PROCAT’.

 

Fuente: UMA.