INTRODUCCIÓN

Este es el quinto artículo de la serie de Economía Sagrada donde intentaré resumir con mis propios palabras los 24 capítulos del libro de Charles Eisenstein “Sacroeconomía”. Así mismo, intercalaré a otro autores como Matías de Estefano y Emilio Carrillo.

En esta ocasión voy a unificar el capítulo 5 y 6, puesto que el primero realmente es una base para explicar al segundo que es el importante y donde acaba conectando con el anterior. El capítulo 5 se titula “El cadáver del procomún” y el 6 “La economía de la usura”.

Charles Eisenstein

 

Para quien quiera saber lo que es la Economía Sagrada, por favor, entren en esta página web https://www.economiasagrada.com/ o léanse el libro directamente.

¿Qué es el procomún?

El procomún es todo lo que existe prácticamente, son todas aquellas cosas que provienen de la Tierra o del inconsciente colectivo pues todo objeto está compuesto por pedacitos modificados de la tierra. El procomún no era propiedad de nadie.

“El Gran Procomún se ha vendido: convirtiéndose primero en propiedad privada (véase el artículo anterior), y luego en dinero.”

 

Según el autor, el procomún está compuesto por varias categorías:

  1. El capital cultural espiritual, definido como aquellas facultades de la mente humana, es decir, cualquier creación humana. Por poner un ejemplo, desde un invento como el teléfono hasta una canción o un libro.
  2. El capital social, que engloba todas las relaciones y habilidades, servicios que las personas solían realizar para sí mismas y para los demás en la economía de la generosidad.
  3. La tierra misma y sus recursos.

 

Habiendo dicho esto, entremos a examinar nuestro sistema monetario basado en la deuda a través del interés, también denominada la economía de la usura.

Madre Tierra

¿Cómo se hace el dinero?

Paso número uno. Mientras que antiguamente el valor del dinero se veía respaldado por las riquezas en oro del país, a día de hoy basta con escribir un numerito, física o digitalmente, sobre una casilla puesta para ello. Eso es lo que hacen los bancos verdaderamente en pleno siglo XXI. Ese dinero siempre va a acompañado de una deuda (el interés) que siempre será mayor que la suma del dinero creado. (Base monetaria o M0)

 

El paso número dos consiste en prestar ese dinero a un individuo o una empresa (M1 o M2), activos que se gastan en bienes y servicios, bienes de capital, empleo etc.

 

Para entender cómo funciona el sistema monetario lo mejor es leerse la parábola económica de Bernard Lietaer, que el mismo Eisenstein menciona en el libro, en el capítulo 6 y que no incluiré en este artículo para no alargarlo demasiado. Os paso en enlace aquí y os hago un mini resumen.

Bernard Lietaer

 

En un pueblo perdido sólo comercian a través del trueque. Llega el Sr. X y ofrece al pueblo una nueva manera de facilitar las transacciones, una moneda de piel de vaca. A cambio les dice que después de un año él regresará para recoger 11 de esas monedas, la undécima se la cobra a modo de agradecimiento por la mejora introducida. ¿Qué ocurre pues? Que esa undécima moneda te la tienes que inventar o generarla a partir de la explotación de recursos externos. De esta manera, cuando ya no tenemos suficiente con lo que tenemos, nos vemos obligados a arramplar con lo del vecino y lo que no es del vecino, es decir, destrucción total insostenible.

 

Una vez leída, será más fácil comprender que la consecuencia de una economía basada en el interés es la generación de la competencia, la inseguridad, la codicia y la lucha de clases, están intrínsecas en el sistema económico actual debido a dicho interés porque estaremos debiendo indefinidamente.

 

“Es la usura, y no el dinero, la raíz de todos los males”. Se entiende perfectamente con el juego de las sillas musicales. Siempre habrá alguien que se quede fuera.

 

Este sistema nos está llevando a un enorme sobreendeudamiento de manera acelerada, y para evitar la polarización de la riqueza, la tasa de interés debe ser menor que la tasa de crecimiento económico. La polarización NO es SOSTENIBLE.

 

Lo que se viene haciendo hasta ahora es redistribuir  la riqueza, pero siempre lo justo para seguir manteniendo el orden social, ni más ni menos. ¿Cómo se hace esto según Eisenstein? A través de cinco mecanismos:

  1. La anulación periódica del total de la deuda.
  2. La anulación parcial de la deuda externa.
  3. Declararse en bancarrota, con la consecuente confiscación de bienes.
  4. La negación absoluta del pago
  5. La inflación.

 

Es por ello que existe esta estrecha colaboración entre los poderes financieros y los gobiernos. Eisenstein resumen con sus palabras, sacadas a su vez del libro “Confesiones de un sicario económico” de Johan Perkins, esta relación estratégica. Cito textualmente:

 

“Primero son los sobornos a los gobernantes, luego llegan las amenazas, luego el golpe de estado, y cómo último recurso la invasión. El objetivo es conseguir que el país acceda a realizar los pagos de la deuda, a que siga endeudado indefinidamente.

 

Ya sea a nivel individual o nacional, la deuda comienza a menudo con un megaproyecto_ un aeropuerto, una red de carreteras o un rascacielos, la renovación de una vivienda o unos estudios universitarios_ que augura grandes recompensas futuras pero que, en realidad, enriquece a poderes externos y activa los resortes de la trampa de la deuda.

 

La deuda obliga a naciones e individuos a dedicar su productividad al dinero. Las personas renuncian a sus sueños y trabajan en empleos para mantenerse al día con sus deudas; las naciones convierten la agricultura de subsistencia y la autosuficiencia local, que no generan intercambio de divisas, en cultivos de mercancías de exportación y fábricas maquiladoras, que sí lo hacen.”

 

Coincidiendo con el testimonio del ex empresario holandés Ronald Bernard durante una entrevista realizada hace pocos años por Irma Schiffers y donde explica cómo hundieron la economía de al menos una parte de Italia, entre otros casos.

 

Se mencionan los casos de Haití, Honduras, Cuba, Venezuela, Ecuador….países que han desafiado al establecimiento financiero global enfrentándose a todo tipo de hostilidades.

 

También existe el Principio de Deuda Odiosa gracias al cual un país o empresa puede ganar judicialmente la batalla ante una deuda creada fraudulentamente.

 

CONCLUSIONES

Eisenstein explica perfectamente las bases de nuestro sistema económico, explica porqué estamos condenados profundizando en las consecuentes dinámicas que se generan en las altas esferas entre gobiernos e instituciones como el FMI entre otros. Habiendo entendido esto es lógico y sensato empezar a reflexionar y ser lo más creativos posible pues un cambio se hace cada día más necesario, tanto desde el punto de vista de la supervivencia humana como de la Tierra. Seguiremos leyendo…

 

Paz y Amor

SaraLJ

 

Aviso: iré a mi ritmo. Si alguien quiere obtener una información más objetiva al respecto, recomiendo encarecidamente que se lea el libro. Que conste en acta que no recibo remuneración de ningún tipo por parte de este señor. Esto lo hago porque quiero, simplemente, con fe de que tendrá buena acogida y será útil a muchos de nosotr@s.