• La Asociación Yo No Renuncio, del Club de Malasmadres, quiere poner en valor el esfuerzo y las renuncias que han afrontado las mujeres en este año de pandemia.
  • Todo el dinero recaudado irá destinado a sufragar los proyectos de la asociación, como el Teléfono Amarillo de la Conciliación.
  • Mujeres del mundo de la política, como Yolanda Díaz, María Jesús Montero, Inés Arrimadas o Cuca Gamarra, se unen por la conciliación.

Cientos de mujeres de toda España corrieron ayer en la 3ª carrera de obstáculos Yo No Renuncio, del Club de Malasmadres. Tras esta iniciativa, se encuentra el objetivo de pedir a las instituciones medidas reales a favor de la conciliación. Así como denunciar que, después de más de un año de pandemia, las mujeres se han visto obligadas a redoblar su esfuerzo por cuidar de los hijos e hijas.

“Hoy hemos salido a la calle para formar una gran marea amarilla. Y para gritar bien alto que la conciliación no existe”. Así lo asegura Laura Baena, presidenta de la Asociación Yo No Renuncio y fundadora del Club de Malasmadres. “Sabemos que una de cada cuatro mujeres ha renunciado durante el último año a todo o parte de su trabajo, cogiendo días de vacaciones o excedencias sin sueldo, para atender las cuarentenas preventivas de los hijos e hijas; el coste de la pandemia lo han sufragado las madres”, subraya Laura Baena.

La tercera carrera Yo No Renuncio salió ayer a la calle para pedir un Pacto de Estado consensuado por partidos, empresas, sindicatos y familias. Del que emanen las medidas concretas para acabar con la desigualdad a la que se enfrentan miles de mujeres madres, destapadas especialmente desde que estalló la pandemia. “Es hora de avanzar, la sociedad lo pide, no podemos esperar más”, añade Laura Baena.

Reivindicaciones tras la carrera Yo No Renuncio

Muchas de las participantes han subido su propia reivindicación a las redes sociales a través del hashtag #carrerayonorenuncio. Las fotos y videos de la carrera se pueden ver también en las redes sociales del Club de Malasmadres. “Yo he corrido para que ninguna mujer tenga que renunciar a su carrera por ser madre”, añade Laura Baena.

La recaudación por el coste de las inscripciones irá destinada a sufragar la carrera y los servicios que ofrece la asociación: el Teléfono Amarillo de la Conciliación, los estudios y encuestas que realiza y las campañas de visibilización.

Además de las cientos de mujeres anónimas que se han sumado a la carrera Yo No Renuncio, la prueba ha contado con el apoyo de mujeres referentes de diferentes sectores: la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz; la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra; la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas; la ministra de Igualdad, Irene Montero; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís; la vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; periodistas como Cristina Villanueva e Irene Villa; Patricia Ramírez, psicóloga, Anne Igartiburu, presentadora, Boticaria García, divulgadora científica; la actriz Lucía Jiménez; Begoña Gómez, directora de la Cátedra Extraordinaria para la Transformación Social Competitiva de la UCM, y el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

La carrera de obstáculos Yo No Renuncio se ha celebrado hasta la fecha en dos ediciones, 2018 y 2019. La primera contó con la participación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mientras que en la segunda edición asistieron representantes políticas de los principales partidos. La edición de 2020 tuvo que ser suspendida a causa de la pandemia, pero en 2021 la asociación ha decidido celebrarla de forma virtual.

Como en ediciones anteriores, la carrera es posible gracias a la colaboración de Sprinter, una empresa comprometida con la igualdad y la diversidad que, además de colaborar aportando las camisetas técnicas y las bolsas de la Carrera Yo No Renuncio, animará a sus empleados y empleadas a participar en la prueba.

CAB/AR