El compositor Ludwig van Beethoven se ‘solidarizará’ con las personas damnificadas por la erupción volcánica de la isla canaria de La Palma con un concierto extraordinario a cargo de la Orquesta Sinfónica de Madrid el próximo 17 de diciembre en el Auditorio Nacional de Música.

La inauguración de este concierto benéfico tendrá lugar a las 22.30 horas. En ella, se interpretará la célebre Novena Sinfonía de Beethoven. Y se culminará con un Himno a la Alegría para transmitir afecto, esperanza y confianza a La Palma.

Al frente de la Orquesta se encuentra el director Juanjo Mena. Igualmente, se contará con el Coro Intermezzo (Orquesta y Coro Titulares del Teatro Real). Así como con cuatro cantantes: la soprano Raquel Lojendio, la mezzosoprano Nancy Fabiola Herrera, el tenor Juan Antonio Sanabria y el barítono José Antonio López, barítono, que participan desinteresadamente.

Beethoven por La Palma

Las localidades para este concierto están ya a la venta (‘www.entradasinaem.es’), con precios de entre 25 y 60 euros, dependiendo de la zona elegida del Auditorio Nacional. También se ha creado una ’fila cero’ para donaciones.

Toda la recaudación del concierto se donará al Cabildo Insular de La Palma. Además, la Orquesta Sinfónica de Madrid añadirá un donativo de cinco euros por cada entrada vendida.

El volcán Cumbre Vieja comenzó a erupcionar el pasado 19 de septiembre. Desde entonces, más de 7.000 personas han sido desalojadas de sus casas y cerca de 1.500 edificaciones han quedado destruidas por el avance de las coladas de lava, con daños económicos que ascienden a varios cientos de millones de euros y daños personales incalculables.

Obra inmortal

La Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven es una de las composiciones más conocidas en todo el mundo. Tiene una de las concepciones más impresionantes de las obras de Beethoven. Su influencia en la historia de la música fue decisiva e intensa en los siglos XIX y XX y no se limitó solo al género de las sinfonías.

En el último movimiento, la voz humana se incluyó por primera vez en una sinfonía. Esta ‘Oda a la Alegría’ (An die Freude), que pone un poema de Friedrich von Schiller a la música, se ha convertido en un símbolo de paz entre todas las naciones y los pueblos del mundo. Muchas orquestas tocan este trabajo tradicionalmente en la víspera de Año Nuevo, haciendo hincapié en el poder simbólico de la sinfonía.

La Sinfonía nº9 en re menor, op. 125 de Beethoven es la última obra que escribió el compositor antes de morir. Tardó seis años en acabarla y lo más asombroso es que elaboró la partitura cuando estaba ya casi completamente sordo. Fue estrenada con gran expectación en Viena en 1824 debido a que el compositor llevaba más de una década sin aparecer en escena.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR