Un grupo de investigadores ha hallado una nueva característica relacionada con la grasa corporal de las personas que sufren la enfermedad de Crohn, y con el aumento de la temperatura abdominal en estos pacientes. Lo cuál podría abrir nuevas vías para el tratamiento de esta enfermedad. El estudio se ha desarrollado desde el Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (Iispv), y la Universidad Rovira i Virgili (URV). Así como el Hospital Universitario Joan XXIII, el Hospital Vall d’Hebron y el Ciberdem.

Los grupos de investigación que lideran este estudio han encontrado que en los pacientes de Crohn el tejido adiposo de la mucosa intestinal, la parte que tienen más dañada, “experimenta un proceso de conversión, conocido como ‘browing’. Pasando de ser blanco a ser beige”. Según los expertos, este tipo de tejido adiposo beige es común en los bebés. Pero se va perdiendo a medida que crecemos y se ha demostrado que protege al organismo frente a la obesidad, la diabetes o enfermedades inflamatorias.

Enfermedad de Crohn

La investigadora Diandra Monfort, primera autora del artículo que publica este estudio, explicó que «el aumento de este tejido adiposo beige podría ser la estrategia que tiene el organismo para combatir la inflamación en este tejido y para recuperarse”. Otro de los descubrimientos de este grupo es que “un aumento de la temperatura abdominal en pacientes con esta enfermedad activa puede ser un indicador de una mayor presencia de este tejido adiposo beige”.

A través de una termografía se puede visualizar este aumento de la temperatura. Por ello, los investigadores sugieren utilizar esta herramienta para el seguimiento y tratamiento farmacológico de la enfermedad.

En cuanto al fenómeno de la conversión del color de la grasa blanca a beige, según este estudio habría dos escenarios que podrían desencadenarlo. Uno de ellos es el aumento de un metabolito que producen las bacterias intestinales, la microbiota, llamado succinato. Esta circunstancia «constituye un indicador para el diagnóstico de la enfermedad de Crohn», según los investigadores. El segundo desencadenante sería la «presencia de ciertas bacterias presentes en esa grasa».

La incidencia del Crohn y la colitis ulcerosa, las enfermedades inflamatorias más conocidas, se ha multiplicado por diez en España en los últimos 25 años y actualmente se detectan unos 2.000 nuevos casos cada año, con un incremento del 2,5% en este período de tiempo, según la Confederación Asociaciones de Crohn y colitis ulcerosa.

Fuente: Agencia Servimedia

CAB/AR


Esta buena noticia ha sido apadrinada por:

Juan Carlos Gómez, de Córdoba (Laboratorio Albarelo) –  https://albarelo.es/.

¿Y tú, quieres convertirte en padrino o madrina de buenas noticias?…

» ¡Apadrina una Buena Noticia de Cuentamealgobueno! «