Daniel, un paciente de 25 años que está ingresado en la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, logró su sueño de ser piloto por un día. Fue posible gracias a la colaboración altruista de un piloto profesional. Así como al equipo del Summa 112, que participó en el traslado.

La enfermera de Daniel, Tania Álvarez, explicó que ella fue la que contactó con diversas asociaciones hasta encontrar a “un piloto dispuesto a volar con Daniel”. Desde el hospital, se coordinó todo el dispositivo para que el vuelo se pudiera realizar con todas las garantías de seguridad.

Por su parte, Daniel agradeció el trato que está recibiendo en el hospital. Y destacó que los pacientes de paliativos “a veces, necesitamos más que medicinas”.

Además, reiteró su gratitud a todas las personas que le han ayudado a cumplir su sueño de ser piloto, algo que calificó como una “experiencia inolvidable”. Y también al personal que le cuida a diario en el Gregorio Marañón.

Daniel: el paciente que fue piloto por un día

Según María Luisa Solano, su médico de la Unidad de Cuidados Paliativos, “poder organizar esta salida con Daniel nos ha llenado de alegría. Y también hemos visto cómo desde que le entregamos la gorra de aviador y le dijimos que iba a volar, el paciente ha mejorado su estado anímico«.

Añadió que desde la Unidad están acostumbrados a mantener o mejorar la calidad de vida de los pacientes y dar apoyo a sus familias. «Pero cumplir el sueño de uno de ellos y acompañarle, ha sido muy emocionante”.

Según explicó Ignacio de Córdoba, piloto en el aeródromo de Casarrubios del Monte, para él “ha sido muy gratificante conocer a Daniel y a todo el equipo del Hospital Gregorio Marañón y del SUMMA 112”.

Daniel es de Bolivia y llegó a España hace aproximadamente un año, gracias al esfuerzo de Gladis, su madre. A su llegada fue ingresado en el Hospital Gregorio Marañón para ser tratado en el Servicio de Oncología. Y, actualmente, recibe atención médica, psicológica, de enfermería y trabajo social en la Unidad de Cuidados Paliativos del mismo hospital.

Por último, el Hospital Gregorio Marañón cuenta desde el año 2010 con una Comisión de Humanización que ya funcionaba anteriormente como grupo de trabajo en el Hospital Materno Infantil.

Fuente: Agencia Servimedia 

CAB/AR