Caballo grande, ande o no ande. Eso debió pensar el ex sacerdote Sylwester Zawadzick, diseñador de la faraónica estatua de Cristo en la impronunciable ciudad polaca de Swiebodzin.

5 años han sido necesarios para construir esta obra de arte de 36 metros de altura y 700 toneladas de peso, que podrá ser vista desde la autopista que une Varsovia con Berlín.

Todos aquellos que hayan tenido la suerte de visitar Rio de Janeiro y la estatua de Cristo Redentor tendrán que cambiar el título a las fotos de sus vacaciones, puesto que el cristo polaco se convierte actualmente en el más grande del mundo, superando en 6 metros al brasileño.

Ver foto del Cristo y Noticia en Público.es: http://www.publico.es/internacional/345627/menudo-cristo-se-ha-montado-en-polonia