Segundo caso de una cura de VIH en el mundo.

La niña contaminada por el VIH desde su nacimiento, no revela ninguna presencia del virus.

El caso podría cambiar la práctica médica actual al revelar el potencial de un tratamiento antirretroviral muy temprano.

Aseguran haber curado de SIDA a una niña que nació con el virusHoy es noticia en todos los medios de comunicación el anuncio que un equipo de virólogos hizo ayer del primer caso de cura funcional de una niña contaminada desde su nacimiento con el virus del sida (VIH), transmitido por su madre seropositiva, que no había sido tratada.

No se está ante un caso de erradicación del virus, sino de presencia tan débil del mismo que el sistema inmunitario del organismo está en condiciones de controlarlo sin tratamiento antirretroviral, explicaron los especialistas. La única cura total del VIH oficialmente reconocida en el mundo es la del estadounidense Timothy Brown, llamado ‘el paciente de Berlín’.

Brown fue declarado curado tras un trasplante de médula ósea de un donante que presentaba una mutación genética rara, que impedía al virus penetrar en las células. El trasplante estaba destinado a tratar una leucemia. La niña, que ahora tiene dos años y medio, puede actualmente controlar su infección sin tratamiento, había recibido antirretrovirales menos de 30 horas después de su nacimiento.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=pk9QNSEx-9A[/youtube]

Este tratamiento precoz explica su cura funcional, al bloquear la formación de reservas del virus difícilmente tratables, señalaron los investigadores, que presentaron este caso ante la 20 Conferencia Anual sobre los retrovirus y las infecciones oportunistas (CROI), reunida este fin de semana en Atlanta (sureste de EEUU). Estas células contaminadas “durmientes” reactivan la infección en la mayor parte de las personas seropostivas unas semanas después de que dejen de recibir antirretrovirales.

La Dra. Deborah Persaud, autora principal de estudio clínico

La Dra. Deborah Persaud, autora principal de estudio clínico

“La realización de una terapia antirretroviral muy temprana en los recién nacidos podría permitir obtener una muy larga remisión sin antirretrovirales, al impedir la formación de estas reservas virales ocultas”, subraya la doctora Deborah Persaud, del centro de niños del hospital universitario Johns Hopkins, de Baltimore (noreste de EEUU), autora principal de este estudio clínico.

Eso fue lo que le sucedió a esta niña nacida en el Mississippi rural a finales de 2010, apunta la especialista. Los análisis habían mostrado una disminución progresiva de la presencia viral en la sangre del recién nacido, hasta que el virus se hizo indetectable 29 días después del alumbramiento. La niña fue tratado con antirretrovirales hasta sus 18 meses de edad, y a partir de ahí los médicos dejaron de tratarlo durante diez meses.

Los exámenes que se le realizaron luego no revelaron presencia alguna del VIH en la sangre de la niña. La desaparición de la carga viral del VIH sin tratamiento es sumamente rara, y se la ha observado solamente en 0,5% de los adultos infectados cuyo sistema inmunitario impide la reproducción del virus y lo convierte en clínicamente indetectable, señalan los virólogos.

Según sostienen, este caso podría cambiar la práctica médica actual, al revelar el potencial de un tratamiento antirretroviral muy temprano, tras el nacimiento de niños con altos riesgos potenciales. El primer objetivo es, señalan, impedir la transmisión del virus de madre a hijo. Los tratamientos antiretrovirales de la madre permiten actualmente alcanzar ese objetivo en 98% de los casos, indican. La investigación fue financiada por los institutos nacionales de salud y por la Fundación estadounidense para la investigación en sida.