La UPV ha desarrollado un producto que mejora la seguridad de los tramos de concentración de accidentes.

Los materiales con los que está fabricado elevan la adherencia de los vehículos a casi el doble de lo exigido por ley.

Investigadores de la Universitat Politècnica de València y la empresa “Marcas Viales” han desarrollado un nuevo producto para ayudar a mejorar la seguridad en los tramos de concentración de accidentes. Aplicado sobre el pavimento, los materiales con los que está fabricado permitirían incrementar la capacidad de adherencia de los vehículos a la carretera, hasta casi el doble de lo que exige la normativa actual.

Pruebas del nuevo material, en Sant Vicent del Raspeig (Alicante). Fuente: UPV.

Pruebas del nuevo material, en Sant Vicent del Raspeig (Alicante). Fuente: UPV.

Tras las pruebas desarrolladas en los laboratorios, el nuevo producto está siendo evaluado de forma experimental en uno de los accesos al casco urbano de la localidad alicantina de Sant Vicent del Raspeig.

Para el desarrollo de este producto, los investigadores analizaron multitud de materiales combinados entre sí, por ejemplo: elementos adhesivos (resinas de metacrilato y epoxi) que garantizan una correcta unión entre materiales en la propia mezcla, y sobre la superficie de rodadura existente; fundentes que eviten la helada; cemento; vidrio reciclado y diferentes tipos de áridos que conforman el cuerpo de las dosificaciones y generan la textura del nuevo producto.

“Evaluamos todas las combinaciones resultantes analizando parámetros como su adherencia a tracción, resistencia al deslizamiento, estabilidad o coste, entre otros, y las sometimos a diferentes ensayos de durabilidad”, apunta en la nota de prensa Julia Real, investigadora del Instituto de Transporte y Territorio de la Universitat Politècnica de València.

El producto final es un compuesto metacrílico o epoxi que incorpora minerales de alto coeficiente de pulimento acelerado, como bauxita. Además, incluye también materiales reciclados, como el vidrio.

Sobre su capacidad de adherencia, Julia Real explica que la normativa actual exige que tras verse sometido a pulimento, el coeficiente de rozamiento transversal obtenido con péndulo de fricción debe ser mayor que 44. “Con estos productos, se obtienen coeficientes aproximados que rondan entre 60 y 80, con lo que, la adherencia obtenida es del orden de 1.5 ó 2 veces la exigida por normativa”, destaca la investigadora de la UPV.

Tras las pruebas desarrolladas en los laboratorios de la empresa Marcas Viales el nuevo producto está siendo evaluado de forma experimental en uno de los accesos al casco urbano de la localidad alicantina de Sant Vicent del Raspeig.

El proyecto ha sido financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Economía y Competitividad.

Fuente: IIEES.