El joven escritor Yoel Solà nos cuenta algo bueno.

“Aportando consuelo en momentos de decaimiento”.

Más de 50.000 personas siguen esta comunidad literaria entorno al Amor que ha creado en Facebook.

Uno escribe primero para quedarse en paz consigo mismo, y después para emocionar, para despertar cosas en la gente, a veces para entretenerlas, otras para arrancarles del fondo del alma algún recuerdo, alguna emoción que parecía desaparecida. Para todo eso uno escribe…
— Yoel Solà.

Hoy damos a conocer la iniciativa del joven escritor Yoel Solà que ha creado una página en Facebook llamada Puntos Suspensivos en la que cada noche comparte unas palabras que relatan sentimientos de amor y desamor.

Unas líneas, y unos
puntos suspensivos cada noche…

Esas frases que todos hemos dicho, que nos dijeron, o que nunca nos atrevimos a decir…
Sentimientos y emociones condensados en pocas líneas…

20150801-1-2

Yoel ha concedido unos minutos de su tiempo a Cuentamealgobueno para explicarnos su proyecto y compartir con nosotros —como no podía ser de otra forma— unas palabras

Entrevista de Cuentamealgobueno a Yoel Solà.

Cuentamealgobueno: Hola Yoel, creemos que Puntos Suspensivos es un proyecto muy original y te damos las gracias por compartirlo con nosotros, ¿cómo se te ocurrió la idea?

Decidí innovar, salirme un poco de la poesía y crear con ellas un pequeño “librito”
Yoel«La idea de Puntos Suspensivos surgió de repente. La verdad es que no era un proyecto que tuviese planificado. Siempre he escrito poesía. Las frases me han venido a la cabeza producto de la inspiración del momento, y un día, decidí tomar una de estas frases y en vez de incluirla en un poema más extenso, dejarla tal cual estaba y apuntarla en una libreta. Después de ésas me vinieron más y más, y cuando tenía ya una cierta cantidad de ellas, decidí innovar, salirme un poco de la poesía y crear con ellas un pequeño “librito” o algo por el estilo. Quería que fuese algo bonito, vistoso, nuevo, y no me conformaba simplemente con escribirlas en Internet y ya está, quería que fuese otra cosa, que importase el aspecto además del contenido; y como lo mío es escribir, y sólo escribir, le pedí ayuda a mi hermana y me ayudó a darle a las frases la apariencia que tienen ahora, y así surgió Puntos Suspensivos. En cuanto al nombre, debo decir que se debe a mi manía por acabar todas estas frases con unos puntos suspensivos. Sé que esto no es del todo correcto ortográficamente, pero se puede decir que esos tres puntos son la seña de identidad que identifica a mis frases».

Cuentamealgobueno: ¿Puedes contarnos en tus propias palabras en qué consiste Puntos Suspensivos?

La temática de la página es el amor…
Yoel: «Puntos Suspensivos en una plataforma donde la gente puede encontrarse con sus sentimientos, un lugar donde pueden ver plasmadas en frases esas emociones que algún día sintieron hacia otra persona. Mi idea siempre ha sido que las personas que entren en la página se sientan identificados con cada una de las frases, que cada una le evoque un momento concreto de su vida en el amaron, dejaron de amar, fueron amados, o dejaron de serlo. La temática de la página es el amor, pero no siempre el amor de “fueron felices y comieron perdices”, de hecho, este tipo de amor es el que menos está presente en mis frases. En mis frases abunda más el amor nostálgico y desesperanzado (cuando no el desesperado), ese tipo de amor que te “secuestra” y te lleva a un estado de melancolía en el que surgen de ti los pensamientos y emociones más desinteresados que una persona puede sentir por otra, o al menos así lo veo yo».

Cuentamealgobueno: ¿Por qué elegiste escribir pequeños fragmentos de texto o frases?

Pequeñas “píldoras de melancolía”…
Yoel: «Con el paso del tiempo y de las frases que apuntaba cada día, me di cuenta de que éstas eran en sí pequeñas “píldoras de melancolía”, por así llamarlo. Eran como diminutos poemas, versos sueltos de un lamento callado más profundo, y en ese momento decidí que no hacia falta más, me di cuenta de que no era necesario que me extendiese demasiado porque el efecto que quería conseguir ya lo había hecho: crear algo bonito y profundo partiendo de la sencillez».

20150801-1-3

Cuentamealgobueno: ¿Crees que de alguna forma está ayudando a la gente con tu iniciativa de Puntos Suspensivos?

Yoel: «Aunque el objetivo de Puntos Suspensivos nunca ha sido ayudar a la gente, porque esta es una misión demasiado ambiciosa que me supera, espero que verdaderamente Puntos Suspensivos esté sirviendo en algo a la gente. Espero que esté aportando consuelo en esos momentos de decaimiento, espero que las frases despierten de vez en cuando algún recuerdo dormido que parecía olvidado, y espero que las personas se vean reflejadas en éstas. Más o menos es todo eso lo que pretendo conseguir».

Cuentamealgobueno: ¿Cómo te sientes con el respaldo que ha tenido en Facebook?

50.000 seguidores… da gusto escribir para ellos…
Yoel: «Sinceramente, cuando abrí la página en marzo de 2014 no pensé que fuese a tener una acogida tan grande e inmediata. Recuerdo que cuando llegó a los 50 ‘Me gusta’ en apenas unas horas me puse muy contento y pensé que todo quedaría ahí, y yo ya estaba satisfecho. Después con 100 mi alegría fue el doble, y cuando llegó a la cifra de 500 y de 1.000 ‘Me gusta’ aluciné. Y así poco a poco fue creciendo. Ahora ya son más de 50.000, una cifra que ha sobrepasado con creces mis pronósticos más optimistas. No puedo estar más satisfecho con la acogida que ha tenido.

A menudo veo las estadísticas y me asombro de ver a todos los países a los que ha llegado, y me complace mucho pensar que en estos momentos alguien en el otro lado del mundo pueda estar buceando entre las más de 400 frases que he subido a la página.

Pero lo mejor de todo es leer los mensajes que me mandan. Muchas veces son de agradecimiento (cuando en realidad debería de ser yo el que le tendría que escribir un mensaje de agradecimiento a cada uno de los 50.000 seguidores), y en otras ocasiones me cuentan como tal o cual frase les hizo recordar aquel amor de la infancia, de la juventud; como les consuela leerlas cuando se sienten decaídos o tristes, y en general todas las cosas que me dicen, cuando yo no soy más que “uno que escribe” como siempre me gusta decirles. Y así es, yo no soy más que uno que escribe, uno entre tantos, uno igual que muchos de los seguidores de la página a los que también les gusta escribir. Y no soy ni más ni menos que todos ellos. La única diferencia está en que yo he tenido la suerte de haber alcanzado cierto grado de visibilidad en Internet. Pero nada más. El mundo está lleno de escritores desconocidos mucho mejores que yo, pero tristemente la diferencia está en la “visibilidad” que pueda tener cada uno.

Sólo puedo decir que en general el respaldo que he recibido en Facebook ha sido increíble. Increíble porque si me lo llegan a decir hace año y medio no me lo hubiese creído. Soy yo el que tengo que estar agradecido a todos ellos, porque da gusto escribir así, da gusto escribir para ellos, porque uno escribe primero para quedarse en paz consigo mismo, y después para emocionar, para despertar cosas en la gente, a veces para entretenerlas, otras para arrancarles del fondo del alma algún recuerdo, alguna emoción que parecía desaparecida. Para todo eso uno escribe, y cuando se cuenta con lectores así, ¿qué puede haber mejor? ¿Qué se puede hacer para agradecer tanto cariño hacia tu sencilla obra?».

Cuentamealgobueno: Hemos visto que además escribes poesías y relatos, ¿Cuándo te iniciaste en el mundo de la escritura y literatura?

Yoel: «Siempre he escrito cosas, las cosas imaginativas, extrañas y sinsentido que escriben los niños; pero se puede decir que me inicié en algún momento entre los 9 y los 10 años. Recuerdo que durante una mudanza familiar me aburrí mucho y empecé a escribir las historias del personaje de un videojuego que había en aquella época. Cuando me cansé de eso me puse a escribir sobre los dibujos animados que veía en televisión, inventándome sus propias historias, y así empecé; escribiendo sobre las cosas normales que escribe todo niño».

Cuentamealgobueno: ¿Qué es lo que más te gusta de escribir?

Escribir es lo que más me gusta de escribir
Yoel: «Escribir es lo que más me gusta de escribir. Es difícil de explicar. La escritura es el centro de mi vida, no me gano la vida con ello, claro está, pero sin ella nada tendría sentido para mí. Puede que lo mejor de escribir para mí sea el ver como las demás personas disfrutan con lo que hago, como a veces (y sólo a veces) se emocionan con una frase o un texto, o simplemente como se entretienen y hallan interesante o graciosa una historia que haya escrito. Es probable que lo que más me guste de escribir sea ver esa reacción positiva en la gente. Pero el que tiene una pasión la desarrolla por el mero hecho de hacerla. No siempre se obtiene el reconocimiento o la aprobación de los demás, pero cuando se escribe por vocación, porque “te sale de dentro”, uno no tiene freno, busca sacar una poesía, un relato, una novela o una simple frase de cualquier cosa; se convierte en una necesidad, más que en una afición, un hobby. Una necesidad igual a la de comer o dormir, porque sin ella no puedes vivir».

20150801-1-4

Cuentamealgobueno: ¿Compartirías con nuestros lectores una poesía o relato?

Yoel: «Comparto con vosotros este pequeño relato. Es uno de tantos que he escrito en el blog de la página, y la verdad es que me ha costado elegir uno, porque en el caso de los relatos, cada uno me recuerda a un momento distinto, al momento en que lo escribí, a una emoción distinta. Espero que os guste, su título es “Premonición”».

“Y que te lleve a bailar, a reír, a disfrutar que estás viva. Mientras yo, aquí seguiré contando suspiros en las horas que pasó muriéndome despacio. Sabes que yo no soy más que pasto. Tú te mereces una vida de amores y placeres. Aquí yo te espero. Guardo mis manos en una cajita de porcelana y estrecho contra mi pecho cuatro de tus estrellas. Tú te mereces alguien que te lleve a bailar y a descubrir que estás viva. Mientras yo, amor, que soy débil, permanezco en tu estela, soñándote feliz, amándote despacio…”

20150801-1-1Cuentamealgobueno: Cuéntanos algo más sobre ti (Procedencia, edad, aficiones…)

Yo dedico todo mi tiempo a escribir
Yoel: «Tengo 22 años y he vivido prácticamente toda mi vida en Canarias. Nací en Cuba, pero me vine con mis padres siendo un niño, cuando tenía 5 años. Actualmente resido en Lanzarote, pero también he pasado años en Gran Canaria y Tenerife. Soy estudiante de Psicología en la UNED, y compagino mi trabajo en el negocio familiar (que no tiene nada que ver con la escritura) con estudiar la carrera, y por supuesto con escribir. Dedico casi todo mi tiempo libre a escribir, a leer, o a “curiosear” por otras ramas de la ciencia o el arte. Me gusta la astronomía, los idiomas, la psicología, y estudiar la Historia. Siempre estoy con alguna novela histórica. La música también me gusta, aunque de la música actual escucho muy poca. Una de mis “tareas pendientes” es aprender a tocar el piano. En casa tengo un piano electrónico y de vez en cuando me pongo a intentar sacar algunas notas. Tengo algunas nociones de piano porque mi madre sabe tocarlo y me ha enseñado un poco, pero el piano es algo a lo que hay dedicarle mucho tiempo, y yo dedico todo mi tiempo a escribir.

También me gusta el fútbol, o ver una buena película como a todo el mundo; pero se puede decir que invierto todo mi tiempo libre en mis dos grandes pasiones que son leer y escribir. Además de Puntos Suspensivos tengo otros blogs donde escribo sobre otros géneros literarios. Colaboro a menudo con una web con relatos históricos, y mis otros dos grandes proyectos junto con Puntos Suspensivos son dos novelas que tengo empezadas desde hace un tiempo y que me gustaría terminar este año.

Con todo eso, agradezco cuando tengo un par de horas “libres” para simplemente dedicarme a leer».

Cuentamealgobueno: De las frases que has compartido hasta ahora en Facebook, ¿Cuáles son tus tres favoritas?

Yoel: «He compartido en la página más de 400 y es muy difícil quedarme con sólo tres. Puede que sólo haya una docena entre mis favoritas. Hay unas mejores que otras, y no todas son tan buenas como me gustaría. No siempre consigo el efecto que pretendo con cada una de ellas, pero si tuviese que elegir sólo tres, me quedaría con:

“…por ejemplo, ahora te llenaría la noche de versos.”,

“Merecieron la pena tus ojos azules…”, y

“El mundo allí donde empiezan tus caricias…”.

Curiosamente estas frases son de las primeras que escribí, y creo que por ello tienen algo especial para mí. Empecé con ellas, y después vinieron todas las demás.»

Cuentamealgobueno: ¿Qué te gustaría conseguir en el futuro con esta iniciativa?

Yoel: «Uno de mis sueños es sacar en papel a Puntos Suspensivos. Ya he editado de manera muy rudimentaria algunos eBooks de Puntos Suspensivos y los he regalado entre los seguidores de la página, pero mi sueño sería poder publicarlo en papel, que fuese algo profesional, pero sencillo y coqueto. Creo que de esta manera podría llegar a mucha más gente. Sería maravilloso que las personas que siguen la página pudiesen llevarse a casa todas las frases que han visto en el ordenador. La publicación digital está genial, y es un gran avance, pero yo soy un romántico del libro en papel, y pienso que la sensación de tener el libro en tus manos es única, es “otra cosa”. Que alguna editorial me diese la oportunidad de sacar Puntos Suspensivos en papel sería algo maravilloso».

Cuentamealgobueno: ¡muchas gracias Yoel por compartir tus palabras y tu tiempo con nuestros lectores!