Descubren un nuevo plástico biodegradable hecho con nopal

Un grupo de estudiantes del CUAltos de Jalisco, en México, han descubierto la posibilidad de producir artículos desechables (bolsas, envases y otros productos con materiales completamente orgánicos) a partir del mucílago de nopal. Esto permitiría reducir muchísimo la devastadora contaminación producida actualmente por el uso del plástico.

El nopal, también llamado chumbera o tuna, es uno de los vegetales más sorprendentes de los últimos años, tanto por sus propiedades curativas como nutricionales. Una dieta basada en su consumo podría servir para combatir la obesidad. Además, gracias al nopal es posible fabricar productos como protección solar, pintura casera, impermeabilizante para techos, electricidad, purificadores de agua y muchos otros.

Imagen del nopal o chumbera, de Mindalia.

Imagen del nopal o chumbera, de Mindalia.com

Este grupo de estudiantes, cinco de la carrera de Ingeniería Industrial y otros tres de Negocios Internacionales del Centro Universitario de los Altos (CUAltos), de la Universidad de Guadalajara, preocupados por la huella ambiental en el planeta decidieron poner su granito de arena a favor del medio ambiente y comenzaron una investigación que los llevó a descubrir que era posible producir bioplástico a partir de esta planta. 

Gracias a los resultados de esta investigación el grupo obtuvo el primer lugar en Proyectos Universitarios de Innovación y Emprendimiento de la Aldea Digital 2015.

Este nuevo bioplástico, denominado Nopalplastico, creado a partir del mucílago (conocido como baba) de la planta, puede degradarse después de su uso en un plazo de un mes, en comparación con los más de 100 años que tardan los plásticos tradicionales. Además, si se consume por error no resulta tóxico ni dañino para la salud, como sí es el caso de otros plásticos sintéticos.

Las investigaciones seguirán adelante para poder conseguir la fabricación a gran escala, reduciendo los costos y pudiéndose fabricar mayor variedad de productos. Actualmente, el proyecto se encuentran en una fase de búsqueda de financiación, así como registrando el producto en el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, que consideran será de vital importancia en un futuro cercano.

¡Hemos conocido esta interesante noticia gracias a la página web Mindalia!