A pesar de su maniobrabilidad en el aire, los helicópteros suelen ser unos vehículos aparatosos para aterrizar, pues su tren de aterrizaje tradicional requiere una superficie plana y estable.

DARPA, la Agencia norteamericana de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa avanzada (de su nombre original en inglés Defense Advanced Research Projects Agency), de la que surgieron en 1990 los fundamentos de ARPANET, red que dio origen posteriormente a Internet, ha ideado una solución para mejorar el aterrizaje de los helicópteros.

20150919-3-2

Esta agencia ha llevado cabo recientemente una demostración experimental de éste tren de aterrizaje robótico, que puede sustituir al tren de aterrizaje estándar una vez se desarrolle y comercialice.

Vídeo: MAR Robotic Landing Gear Demonstration –

[youtuber youtube=’http://www.youtube.com/watch?v=Ip_WqX8nmKY’]

El sistema adaptativo se compone de cuatro patas articuladas automáticas que son capaces de doblarse y plegarse bajo el fuselaje del helicóptero durante el vuelo.

Cada pata tiene un sensor de contacto sensible a la fuerza integrado en su “pie”. Durante el aterrizaje, las patas se extienden y se utiliza el sensor para determinar, en tiempo real, el ángulo de apertura apropiado que debe adoptar cada pata, para asegurar que el helicóptero se mantenga a nivel sin arriesgar a que el rotor toque el área de aterrizaje.

20150919-3-1

Tener la capacidad de aterrizar y despegar de superficies inclinadas, irregulares y en movimiento, ampliaría en gran medida la eficacia de los helicópteros.

El tren de aterrizaje robótico está siendo desarrollado en el Instituto de Tecnología de Georgia.

Fuente: www.darpa.mil.