¿Dónde te acompaño?

Agustí comparte con Cuentamealgobueno esta buena noticia, un movimiento de voluntariado que están llevando a cabo unos cuarenta taxistas de Barcelona durante su tiempo libre.

20151218-1-1

Con el nombre de On t’acompanyo? (¿Donde te acompaño?), los taxistas voluntarios recogen a niños que pertenecen a familias en una situación socioeconómica muy frágil que deben visitar a menudo el centro hospitalario y que, de otro modo, tendrían muchas dificultades para asistir allí.

Vídeo: Voluntaris al volant d’un taxi –

Ainhoa, de 7 años, es una de las beneficiadas de este programa: cada mañana, excepto la de los jueves, tiene visita en el Hospital Sant Joan de Déu para hacer rehabilitación. Y siempre, en la puerta de casa, le espera un taxi para llevarla junto a su madre al hospital.

20151218-1-5

El taxista, sin embargo, tiene el día libre y no les cobra el viaje. Al volante, uno de los 43 taxistas voluntarios que existen actualmente y que forman parte de éste programa.

20151218-1-4

El Hospital Sant Joan de Déu es el que selecciona las familias que pueden beneficiarse del programa y ​​todas ellas presentan una situación socioeconómica muy frágil. Son pacientes que tienen que ir a menudo a este centro, que no tienen derecho a una ambulancia y no disponen de un entorno familiar que les dé acceso a un vehículo privado. Eva María, la madre de Ainhoa, lo tiene claro: «Puedes confiar en ellos, no te fallan ni un solo día. En el sentido humano son excepcionales, es una gran familia. Te tratan con cariño, con respeto y, sobre todo, a la niña. Yo estoy enamorada de ellos».

Horas libres que se transforman en acción social.

20151218-1-6La iniciativa nació hace 2 años gracias a Ángel Turrillo, un taxista que se dio cuenta de todo lo que podía hacer por los más desfavorecidos tras un trayecto que lo marcó: «Subió una familia, un matrimonio en paro con un niño pequeño y otro que habían dejado ingresado con leucemia. Se me ocurrió decir: “Tranquila, hoy no se paga”. Y cuando se fueron y me quedé solo en el coche, decidí que al día siguiente me haría voluntario».

El hospital recibió su propuesta con los brazos abiertos para que, como explica David Nadal, responsable de Trabajo Social del Hospital Sant Joan de Déu, «su tarea tiene un valor fundamental, y también forma parte del tratamiento del niño, porque si estos taxistas no están, el niño no viene y no mejora ni se cura».

Desde entonces, se le han unido muchos taxistas, que se organizan por teléfono según el día que tienen libre, como Juanjo Jorrín, que, cuando tuvo noticia de la iniciativa, quiso formar parte.

«Una de nuestras normas es que lo hacemos para disfrutar, porque nos llena, y definitivamente lo consideramos una inversión. De hecho, en el grupo de los martes somos 2 o 3 que, en cuanto sale un servicio, nos peleamos para hacerlo», asegura Juanjo.

Actualmente efectúan entre 3 y 5 viajes diarios, con unas cincuenta familias. Desde mayo, ya han realizado más de 5.000 kilómetros solidarios y el cuentakilómetros continua la suma.

20151218-1-2

Conoce más sobre esta iniciativa en su página de Facebook.

Gracias a Agustí por enviarnos esta buena noticia a Cuentamealgobueno.com.

¿Y tú, tienes algo bueno que contar? ¡Cuéntanos algo bueno!