La historia de superación de un chico que le grita al mundo: ¡quiero bailar!

Con el temporal que hace apetece muy poco salir fuera, ¿verdad? Será mejor que disfrutemos de una buena película en el sofá de casa con toda la familia, con una gruesa manta y un gran cuenco de palomitas. Por eso desde Cuentamealgobueno.com os recomendamos una nueva película positiva para este fin de semana. En esta ocasión os traemos, Billy Elliot (2000).

20160221-2-1

La película, dirigida por Stephen Daldry y protagonizada por Jamie Bell, ha inspirado novelas y musicales por todo el mundo. El filme cuenta la historia de un joven que lucha contra todo y todos para alcanzar su sueño: bailar ballet. 

La lucha y la superación de los prejuicios sociales; el amor, la pasión y la entrega por cumplir un sueño son algunas de las líneas argumentales de esta película.

-Billy Elliot Trailer-

Adentrándonos un poco en su argumento, el protagonista de la película es un niño de once años, Billy Elliot, con un inmenso amor por el baile y una soñada esperanza: convertirse en bailarín de ballet profesional.

La historia se desarrolla durante la huelga de mineros de Reino Unido de 1984 y 1985, en la que participa activamente la familia de Elliot. Tanto su padre Jackie como su hermano mayor Tony son mineros, en ese momento inmersos en la huelga del carbón.

20160221-2-2

Aunque Billy detesta el boxeo, Jackie inscribe al pequeño en el centro deportivo del pueblo para que aprenda este deporte. Es entonces cuando de casualidad se encuentra con el ballet, ya que el grupo de danza comparte temporalmente el gimnasio con la clase de boxeo.

A espaldas de su padre, Billy se une a las clases de ballet. Pero cuando Jackie lo descubre le prohíbe terminantemente continuar. La pasión de Billy por la danza es demasiado fuerte, así que no se rendirá. Con la ayuda de la profesora de baile Georgia Wilkinson continuará sus lecciones en secreto.

20160221-2-3

Billy no se dará por vencido, luchará contra el contexto y la sociedad, derribando cualquier tipo de barrera para alcanzar su sueño, siempre bailando. 

“No sé… Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo. y… es como si desapareciera, como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera fuego dentro y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad. Sí, como electricidad”. Billy Elliot en la prueba de admisión del Royal Ballet.