Nanook el héroe canino.

  • El animal se dio cuenta de que el hombre se ahogaba y no paró de ladrar hasta que su dueño se percató del suceso.
  • Después de ver el rescate, el perro volvió a casa con su dueño como todos los días, pero como un héroe.

Como cada mañana, Nanook, un joven perro labrador chocolate de un año de edad, «muy tranquilo, bueno y juguetón», como lo definen sus dueños, Alba y José Ignacio, salió a pasear sobre las 07:30 horas del jueves pasado por el Muelle 1 del puerto de Málaga.

20160316-3-1

De repente, el can se paró y empezó a ladrar al escuchar a un hombre que se estaba ahogando.

El hombre fue rescatado gracias a la alerta de un singular personaje. Nanook se dio cuenta de lo que ocurría y no paró de ladrar hasta que su dueño se percató del suceso.

De regreso a casa, a la altura de la Casa de Botes, comenzó a ladrar, lo que no es habitual en él y menos aún teniendo en cuenta que no había nadie en la zona, según ha relatado su propietaria.

«Es un labrador y esta raza no ladra mucho, pero él no lo hace casi nunca. Menos aún de forma tan insistente. Estaba super histérico. Me extrañó», explicaba su dueño Nacho de 43 años.

Dado que Nanook no paraba de ladrar y de tirar, Nacho decidió seguirle hasta que al final oyó los gritos de socorro de un hombre mayor que se encontraba en el agua. Tras tranquilizarlo, dio la voz de alarma.

20160316-3-2

«Estaba tiritando y agarrado a una rueda que se utilizan para que los barcos no choquen con el muelle. Daba mucha pena», relata Nacho.

Finalmente, el hombre fue rescatado por efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Portuaria, por operarios del puerto de Málaga y por otros ciudadanos que pasaban en ese momento por el lugar.

Mientras su dueño ayudaba en estas tareas, Nanook esperaba nervioso a ver qué ocurría.

Finalmente, una vez atendido el hombre y a la espera de la llegada de los servicios sanitarios, volvió a casa con su dueño como todos los días, pero esta vez como un héroe.

Fotos: Twitter.