Tras años de negociaciones, la comunidad internacional ha llegado a un histórico acuerdo para que el mar de Ross, en la Antártida, se convierta en la mayor área marina protegida del Planeta.

Vista aéra del Mar de Ross. Foto: Michael Van Woert.

Vista aéra del Mar de Ross. Foto: Michael Van Woert.

A partir de ahora, más de un millón y medio de kilómetros cuadrados del Océano Antártico se dedicarán íntegramente a la conservación, por lo que la pesca quedará prohibida en este espacio, según el acuerdo firmado por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) en Hobart (Australia).

Este nuevo espacio acuático protegido desplaza así al segundo lugar a la reserva estadounidense del Monumento Marino Nacional de Papahanaumokuakea, cuya ampliación anunciamos en Cuentamealgobueno en septiembre.

Un pingüino adelaida incubando un huevo. Foto de Samuel Blanc.

Un pingüino adelaida incubando un huevo. Foto de Samuel Blanc.

El Mar de Ross es uno de los últimos ecosistemas marinos prístinos que quedan en el mundo. Cabe destacar que es el hogar de un tercio de los pingüinos adelaida (Pygoscelis adeliae) a escala mundial, una cuarta parte de los pingüinos emperador, un tercio de los petreles antárticos, junto a más de la mitad de las focas de Weddell del Pacífico Sur.

Así, el acuerdo alcanzado el pasado viernes, supone un punto de inflexión para la protección de la Antártida. Más de un millón y medio de kilómetros cuadrados —un área equivalente al tamaño de Francia, Alemania y España juntos—  estarán dedicados a la conservación, con más del 70 por ciento de esta superficie declarado como reserva totalmente protegida.

Pese a que la decisión de hoy es una gran noticia, la ONG WWF recuerda que el acuerdo del mar de Ross acabará en 35 años. Según las directrices de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN), las áreas marinas protegidas (AMP) deben ser permanentes. En los próximos años, WWF seguirá trabajando para que el mar de Ross se convierta en una AMP con protección para siempre. WWF también trabajará para que los miembros del CCRVMA declaren AMPs en la Antártica Oriental y el mar de Weddell.

En el informe de WWF “Tracking Antártica” , publicado hace unas semanas en la reunión de la CCRVMA, señaló la falta de avance en la declaración de AMP como una de las mayores preocupaciones para el futuro de la Antártida, por la falta de respuesta ante los avances del cambio climático y el aumento de la pesca del krill.

Estos son los detalles del área marina protegida declarada en el mar de Ross:

  • 1.117.000 km2 de Reserva Marina totalmente protegida.
  • 110.000 km2 Zona Especial de Investigación, que permite la pesca limitada de krill y merluza negra con fines científicos.
  • 322.000 km2 Zona de Investigación de krill, que permite la pesca controlada de krill  con fines científicos
Áreas protegidas en el Mar de Ross. Foto: WWF.

Áreas protegidas en el Mar de Ross. Foto: WWF.

 

Fuente: WWF.