Todos sabemos la tremenda afición que pueden llegar a tener nuestros peludos amigos de cuatro patas por determinados muñecos y juguetes, convirtiéndose a veces hasta en obsesión, ¿pero qué pasaría si un perro se encontrase frente a su juguete favorito pero de tamaño humano?

20161111-3-perro-emocionado-ver-gumby-tamano-humano-01Es lo que Ben Mesches decidió comprobar con Jolen, la perra de raza Golden Retriever de su novia, cuando decidió acudir a su casa disfrazado de su muñeco favorito, un peluche verde.

Así, el hombre sorprendió al perro presentándose en el salón disfrazado de “Gumby“, el entrañable personaje de dibujos animados de color verde conocido en América Latina como Gomosito y que tiene como amigo a un caballo de madera llamado “Pokey”.

En este caso parecía que Jolen era Pokey, saltando de alegría totalmente emocionada alrededor de su gran amigo Gumby, hasta que de la alegría lo tumba al suelo, nada mejor que ver el vídeo: