Devolver el casco podría evitar el abandono del 90% de los envases de bebida

  • Recuperar el hábito de ‘devolver el casco’, supondría reciclar el 95% de envases de bebidas y ahorros para los municipios catalanes de 16,90 millones €/año.
  • Un estudio de la Generalitat afirma que cuando se vuelvan a devolver los envases a la tienda, se acabará con casi el 90% de abandono de envases de bebidas en el territorio.

Si el mes pasado presentábamos la iniciativa de la plataforma “Retorna” para volver a implantar en España el retorno de envases de vidrio, ahora un nuevo estudio llevado a cabo en Catalunya avala la viabilidad de este sistema.

La Secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat y el director de la Agencia Catalana de Residuos (ARC), han presentado el estudio de la Generalitat sobre el Sistema de Retorno de envases de bebidas, elaborado por ENT, Eunomia y Jiménez de Parga.

Las organizaciones ecologistas valoran muy positivamente la presentación de un estudio objetivo que demuestra la viabilidad del sistema de retorno y sus ventajas ambientales.

Uno de los grandes beneficios de recuperar el hábito de ‘devolver el casco’ a la tienda sería «acabar de golpe con el 90% de latas, botellas y bricks que se abandonan y contaminan nuestro entorno terrestre y marino», según un estudio presentado recientemente por la Generalitat de Cataluña.

Hasta los años 80, los envases de bebidas se vendían con un depósito que el consumidor recuperaba cuando devolvía la botella a la tienda. Pues esta es la práctica que pretende recuperar la Generalitat de Catalunya para «reducir los impactos ambientales derivados del abandono indiscriminado de los envases en el medio, promover una transición hacia una economía circular y contribuir al aumento de los niveles de reciclaje material».

Un sistema que funciona con éxito en 40 países

Este sistema ya funciona con éxito en 40 países y regiones del mundo y la Secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Marta Subirà, y el director de l’Agència de Residus de Catalunya, Josep Maria Tost, han presentado un estudio que dibuja que pasaría si en Cataluña se recuperar la práctica de ‘devolver el casco’.

Las principales conclusiones de este trabajo elaborado por ENT, Eunomia y Jiménez de Parga son que:

  1. El abandono de latas, botellas y bricks se reduciría en casi un 90%.
  2. El reciclaje de los envases de bebidas llegaría hasta el 95%.
  3. Los municipios catalanes ganarían 16,90 millones de euros al año con esta medida.

«Podemos evitar que en Cataluña cada día 5,5 millones de latas y botellas acaben en un vertedero, en una acera o en el mar. En tan sólo tres meses, en Cadaqués se demostró que se puede conseguir. Ahora hay que hacerlo en toda Cataluña», ha afirmado Miquel Roset, director de la plataforma Retorna.

Prueba piloto en Cadaqués

Roset se refiere a la prueba piloto del Sistema de Depósito de envases que la propia Generalitat catalana llevó a cabo en Cadaqués en 2013.

«El pueblo estuvo más limpio y más unido que nunca por un proyecto en común. Conseguimos recuperar hasta el 92% de los envases de bebidas en tres meses porque hubo una gran concienciación ciudadana, especialmente entre los más jóvenes», recuerda el alcalde del municipio en la época, Joan Figueres.

Satisfacción de las ONG ecologistas

Las entidades ecologistas como Amigos de la Tierra, donde hemos encontrado esta buena noticia, también han recibido con satisfacción los datos de este estudio presentado por la Generalitat.

«Celebramos la publicación de un estudio objetivo sobre este tema, en el cual se demuestra que los Sistemas de Retorno incrementan los porcentajes de reciclaje de calidad, reducen el abandono de residuos y ahorran dinero municipal. Además, la implantación de estos sistemas abre la puerta a los envases reutilizables», ha valorado Alodia Pérez, responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra.

En la misma línea se ha posicionado Rosa García, directora de Rezero: «estamos contentos con la presentación de este estudio que aporta luz a un debate generado ya hace tiempo. El estudio ratifica la viabilidad jurídica, ambiental y económica del sistema en Cataluña, en un contexto en el que cada vez es más evidente el problema del abandono de envases. Deseamos que Cataluña pueda ser pronto el país o región del mundo donde se puedan devolver los envases de bebidas a la tienda».

Recuperar el hábito de ‘devolver el casco’ supondría que los envases de refrescos, zumos, aguas y cervezas inferiores a 3 litros se vendieran con un depósito de 10 céntimos que el consumidor recuperaría al devolver el envase vacío a cualquier tienda y que así no acabarían abandonados en nuestros entorno.