Cada cierto tiempo se dan a conocer nuevos planes alimenticios que buscan mejorar la calidad de vida de las personas.

En este caso, la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension) no busca perder peso sino reducir su nivel de presión arterial.

La presión arterial alta o hipertensión puede incrementar de manera significativa el riesgo de padecer cardiopatías, encefalopatías y enfermedad renal.

La hipertensión es un trastorno grave que afecta a más de mil millones de personas en el mundo. Según estudios, anualmente fallecen nueve millones de personas por enfermedades relacionadas con esta irregularidad en el organismo.

La dieta DASH para reducir la presión arterial

Según Ximena Miness, dietista y redactora en Guiadesuplementos, el plan de dieta DASH busca reducir los “carbohidratos vacíos” (carnes grasas, productos lácteos grasos, bebidas y dulces azucarados) que no aportan ningún beneficio nutritivo. ‘’Esta dieta anima a consumir menos sodio, agregar más proteínas y grasas saludables para el corazón y aumentar su ingesta de magnesio, calcio y potasio’’.

Estas estrategias no solo reducen la presión arterial sin medicamentos, sino que también reducen el colesterol “malo” y previene la diabetes. Por lo tanto, podría impulsar considerablemente la salud de la población.

Las previsiones muestran que si las personas con presión arterial alta siguen la dieta DASH con exactitud, se podría evitar cerca de 400,000 muertes por enfermedades cardiovasculares en 10 años.

¿Es posible perder peso?

La dieta DASH sugiere evitar el consumo de comida basura, también conocida como ‘comida chatarra’ y alimentos ultraprocesados.

En cambio, incluye una buena cantidad de frutas y alimentos de origen vegetal, muchos de los cuales son ricos en antioxidantes. Asimismo, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa, frijoles, nueces y otros elementos nutritivos.

En ese caso, las personas pueden perder peso. Se recomienda reducir las calorías gradualmente para obtener esos resultados. Comer porciones pequeñas a menudo durante el día.

Versiones de la dieta DASH

La dieta DASH tiene dos versiones: estándar y bajo en sodio:

  • La dieta DASH estándar sugiere que las personas consuman hasta 2,300 miligramos de sodio por día.
  • En la dieta DASH baja en sodio, la ingesta máxima de sodio es de 1500 miligramos por día.

En líneas generales, la dieta DASH invita a las personas a consumir menos cloruro de sodio, un ingrediente principal de la sal de mesa.

Numerosos estudios han comprobado que el exceso de sodio hace que tu cuerpo retenga el agua, lo que aumenta el volumen de sangre en los vasos sanguíneos y puede elevar la presión arterial en algunas personas.

Sin embargo, a medida que las personas reduzcan su consumo de sodio también deben comer más alimentos que contengan potasio, un mineral que ayuda a que los vasos sanguíneos se relajen y su ritmo cardíaco se mantenga constante.

Los alimentos que contienen potasio son los frutos secos (albaricoques, ciruelas y pasas), lentejas y frijoles, patatas, zumo de naranja y plátano.