• Una startup pionera en el desarrollo de tecnologías y un software de seguimiento ocular creado y fabricado 100 % en España, ha presentado Hiru, el primer sistema de este tipo en todo el mundo, válido para cualquier plataforma.
  • Esta tecnología permite controlar dispositivos con la mirada, facilitando así tareas cotidianas como Seleccionar una opción en una pantalla, elegir el piso en un ascensor o gestionar una operación en un cajero.
  • Se trata de un sistema que, al formentar no tocar objetos con las manos, resulta especialmente útil en tiempos de pandemia.

La empresa española Irisbond ha desarrollado Hiru, un tecnología de seguimiento ocular (eyetracking) que permite controlar dispositivos con la mirada. La startup colabora actualmente con el Instituto de Tecnología de Massachusetts para mejorar los algoritmos de inteligencia artificial que controlan el sistema.

Gracias a esta revolucionaria tecnología es posible realizar acciones cotidianas sin tocar nada, solo mirando con los ojos. No obstante, Hiru es el primer sistema de este tipo en todo el mundo, válido para cualquier plataforma. Potencialmente es compatible con todos los sistemas operativos y cualquier dispositivo, desde un ordenador, hasta un cajero, un ascensor o un control de accesos en un edificio de oficinas.

De este modo, Irisbond ha conseguido crear una nueva manera de comunicarse con el entorno. Un cambio de paradigma surgido gracias a avanzados algoritmos de software basados en inteligencia artificial. Así, los dispositivos traducen la mirada ofreciendo un acceso a la información de forma natural, intuitiva y de manos libres. igualmente, permite un control total de la pantalla.

Un cambio de paradigma de la mano de Hiru

Según Eduardo Jauregui, CEO y cofundador de Irisbond, “este es, sin duda, un paso de gigante dentro de la tecnología eyetracking.” En este sentido, Jauregui comenta que esta tecnología “mejorará aspectos clave como los costes, los tiempos o la usabilidad.” Por ello, opina que supondrá un gran avance en el día a día de diversos colectivos, como las personas de movilidad reducida. Así, se conseguiría  “un mundo más inclusivo para todos gracias al sistema de comunicación natural del ser humano: la mirada”.

“Gracias a Hiru, las empresas podrán desarrollar cualquier tipo de iniciativas que requieran de la libertad de controlar cualquier dispositivo con los ojos”, añade. De hecho, la startup está gestionando acuerdos para su aplicación en sectores como el neuromarketing, la automoción, la investigación, las smart homes, robótica, salud o educación.

El dispositivo se pondrá a la venta al público a partir del próximo mes de enero. Huru es compatible con cualquier tipo de ordenador o tablet, aunque de momento es operativo desde Windows, pero ya se está trabajando también en iOs.

 

Fuente: sinc.

CAB/AR