Una historia de superación personal

Oscar Pistorius, el corredor sin piernasHoy compartimos en Cuentamealgobueno otra historia de superación personal relacionada con el deporte, que seguramente puede ayudar a inspirarnos a tod@s. Se trata del deportista sudafricano Oscar Pistorius, “el corredor sin piernas”.

Oscar Pistorius nació el 22 de noviembre de 1986 sin el peroné de cada una de sus piernas, el hueso largo y delgado a lo largo del exterior de la pierna por debajo de la articulación de la rodilla y hasta el tobillo.

Sus padres, Henk y Sheila, se pusieron en manos de los médicos más importantes del mundo antes de tomar la decisión desgarradora de amputar sus piernas por debajo de la rodilla, algo que al final hizo el sudafricano cirujano ortopédico Dr. Gerry Versveld.

Se les recomendó que al niño se le amputaran las piernas antes de que aprendiera a caminar, ya que así sería menos traumático para él y mejoraría en gran medida sus posibilidades de movilidad en su vida. Seis meses más tarde recibió su primer par de piernas ortopédicas, que en pocos días ya había dominado.

Oscar Pistorius de niñoApoyado y alentado por la afición al deporte de su familia, Oscar vivió una vida activa que le llevó a convertirse en un gran deportista durante sus años escolares. Fuera cual fuera el deporte, Oscar lo practicaba, enfocándose principalmente en el waterpolo y el rugby en la escuela secundaria. También jugaba al cricket, tenis, participaron en triatlones y la lucha libre olímpica del club y fue un boxeador entusiasta.

En junio de 2003, se rompió la rodilla jugando al rugby con los Pretoria Boys School y temió que su carrera deportiva había terminado a la edad de 16 años. Siguiendo el consejo del Dr. Versveld, Oscar comenzó a practicar atletismo para ayudar a su rehabilitación y comenzó a entrenar bajo la dirección del entrenador Ampie Louw en el Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad de Pretoria.

Después de unos meses en el gimnasio, Oscar participó en la sesión de la primera pista el día de Año Nuevo de 2004. Tres semanas más ganó la carrera de 100 metros lisos, con un tiempo de 11,72 segundos. Después de la carrera, su padre comprobó cómo el tiempo de Oscar era equiparable a los mejores del mundo y Henk descubrió que a sus 17 años de edad, su hijo fue más rápido que el récord mundial existente Paralímpicos de 12.20s.

Oscar Pistorius con sus piernas artificiales de carbono corriendoEn junio de 2004, fue cuando utilizó por primera vez su par de “Flex-Foot Cheetahs”, unas prótesis transtibiales construidas en fibra de carbono, fabricadas por Össur y ocho meses después de entrar primero a la pista, el sudafricano creó una sensación en el mundial de atletismo al ganar la medalla de oro de 200 metros T44 en los Juegos Paralímpicos de Atenas, rompiendo el récord mundial con un tiempo de 21.97s. También volvió a casa con una medalla de bronce en los 100 metros durante la noche y apareció en las primeras portadas de diarios de todo el mundo.

Pistorius posee las marcas mundiales en las pruebas de 100, 200 y 400 metros lisos para atletas que han sufrido una doble amputación.

Aunque las piernas artificiales le permiten a Pistorius competir, su uso ha generado protestas de que le dan una ventaja injusta sobre otros corredores. Registra 46.34 segundos en 400 metros, o la máxima velocidad en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004. En el año 2007 la IAAF enmendó sus reglas de competición para prohibir el uso de “cualquier dispositivo técnico que incorpore resortes, ruedas o cualquier otro elemento que proporcione a quien lo usa una ventaja sobre otros atletas que no usen tal dispositivo”. La federación indicó que la enmienda no estaba dirigida específicamente hacia Pistorius. Después de hacer un seguimiento a su desempeño en las pistas usando cámaras de alta definición y analizando la información obtenida, un grupo de científicos determinó que Pistorius gozaba de ventajas considerables sobre los atletas que no usan prótesis. Basada en estos hallazgos, la IAAF le declaró inelegible para competir en pruebas sancionadas por la federación, incluyendo los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

Pistorius apeló esta decisión y finalmente el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le autorizó a competir en los Juegos Olímpicos de Pekín. Para correr en la prueba de 400 metros debería haber obtenido la marca mínima que le exige la federación a todo deportista, pero no la consiguió. Podría haber sido seleccionado para la prueba de relevo 4×400 independientemente de su tiempo, pero tampoco se dio el caso.

Ha sido seleccionado para participar en los Mundiales de Daegu (Corea del Sur) en 400 metros y en el relevo 4×400, y su meta sigue siendo los Juegos Olímpicos, esta vez Londres 2012.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8feklSa4Y-8[/youtube]

http://www.youtube.com/watch?v=8feklSa4Y-8

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=QD-oqGceF3A[/youtube]

http://www.youtube.com/watch?v=QD-oqGceF3A

El lado solidario de Oscar Pistorius

Oscar Pistorius es embajador junto con otros personajes famosos y relevantes como Brad Pitt, de la Mineseeker Foundation, una iniciativa dedicada a la detección, identificación y extracción de minas antipersonas.

Esta fundación ayuda a aquellas personas que han sido afectadas por estos artefactos, rehabilitan la tierra y se asegura de que las comunidades afectadas puedan tener futuros sostenibles.

Esta organización ha puesto en marcha el único de la campaña de África para ayudar a las comunidades afectadas por minas terrestres y explosivos no detonados (UXO).

Si quieres conocer más sobre Oscar Pistorius visita su Web: http://www.oscarpistorius.com/.