Para que todos los niños tengan un cumpleaños

PLAN, la organización internacional de protección de los derechos de la infancia que trabaja en 68 países e impulsa programas de desarrollo en 50 países de África, Asia y América, conmemoró el pasado 20 de marzo su 75 aniversario con una gran celebración en Madrid.

75 Aniversario de Plan

Desde esta ONG se han puesto en contacto con Cuentamealgobueno para informarnos sobre cómo fue este evento y especialmente de la labor que están haciendo al defender el registro universal infantil “para que todos los niños y niñas del mundo puedan tener un cumpleaños”.

Según PLAN, 51 millones de niños y niñas al año no son inscritos al nacer, un hecho que la ONG ha querido recordarlo en su 75 aniversario con un evento en el que han participado más de 500 niños y niñas de España y Paraguay. El evento apoyó a un programa desarrollado por PLAN en el que se lucha por los derechos de la infancia, “No puedo votar pero tengo Voz”.

Más de 400 niños y niñas paraguayos se “colaron” en la mañana del 20 de marzo en la estación de metro de Nuevos Ministerios de Madrid para celebrar que ya no son “invisibles”. Con la ayuda de PLAN, se reivindicó este derecho de la infancia a través de una pantalla gigante que conectó en directo a la pequeña comunidad rural paraguaya de Santaní con la capital española. Al otro lado de la pantalla les esperaban más de 125 niños y niñas españoles de 10 y 11 años con una batería de preguntas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mtJsr3ZBdQ8&[/youtube]

http://www.youtube.com/watch?v=mtJsr3ZBdQ8&

Así, estos niños han descubierto cómo se viven desde aquel lado alguna de las experiencias relacionadas con los derechos de la infancia, como la de no tener una partida de nacimiento, sin la que no pueden acceder a la educación. En Paraguay, de cada 100 niños que nacen, sólo 30 quedan registrados el primer año.

Desde PLAN nos recuerdan que “poder celebrar un cumpleaños es algo que todos damos por sentado. Un certificado de nacimiento puede parecer un sencillo papel, sin embargo, es un derecho de la infancia básico, sin esa documentación la existencia de millones de niños y niñas en el mundo no es reconocida. Sin un certificado son invisibles y están expuestos a abusos, tráfico de personas, trabajo y matrimonio infantil”.

El evento fue parte de una cadena de celebraciones que ese mismo día tuvieron lugar en 60 países en los que PLAN está presente, y que trata de ser “la fiesta de cumpleaños más grande del mundo”, por el 75 aniversario de la organización internacional de protección a los derechos de la infancia.

Desde 2005 PLAN ha logrado la inscripción de 40 millones de personas en 32 países, la mayoría niños y niñas. El trabajo de PLAN con los gobiernos ha logrado que se mejoren las leyes de 10 países, permitiendo a 153 millones de niños obtener de forma gratuita el certificado de nacimiento. Así, el programa de participación infantil “No puedo votar pero tengo una voz” que PLAN desarrolla, busca dar voz a los niños en la defensa de los derechos de la infancia.