Una madre y su bebé se precipitaron con su coche en un canal de la ciudad de Amsterdam.

20160220-3- 1

Lo que podría haber acabado en tragedia, se convirtió en un acto heroico protagonizado por cuatro transeúntes, anónimos ciudadanos que al contemplar la escena y a pesar del frío del día, no dudaron en zambullirse en el agua para salvarlos.

Primero fueron tres los hombres que saltaron al agua helada y nadaron hasta el vehículo, que se hundía rápidamente. El vídeo muestra como intentan romper con una piedra una de las ventanas del coche.

20160220-3- 2

Es entonces cuando un cuarto transeúnte cogió un martillo de su coche y saltó al agua a ayudarles.

Afortunadamente, justo antes de que el coche terminara de hundirse lograron romper la ventana trasera y rescatarlos.

¿Cómo acabó el coche en el canal? Parece ser que la madre lo había aparcado junto al río Schinkel, cuando el coche comenzó a moverse hacia el canal con el niño dentro.

Según informó la madre, intentó bajar al pequeño antes de que el coche terminara en el canal, pero no le dio tiempo y comenzó a hundirse con ambos en el interior.

Los servicios de emergencia acudieron rápidamente a la escena, y tras el heróico rescate, los trasladaron al hospital, del que salieron sin ningún problema de salud.

Más tarde los bomberos recuperaron el coche del canal y los cuatro rescatadores han sido tratados como héroes por sus paisanos en Amsterdam,

20160220-3- 3

Fuente: sky news.