Los indígenas “raramuris” ganan por 21 año consecutivo la Ultra Maratón de los Cañones frente a los runners profesionales

El Ultra Maratón de los Cañones es una carrera única en su tipo por el reto físico que presenta y que se viene celebrando en Guachochi (Chihuahua, México) desde hace 21 años. Los mismos años que llevan los indígenas “raramuris”, o como mejor se les conoce “pies ligeros”, consiguiendo los primeros puestos.

ULTRAMARATON INDIGENAS

Los participantes deben recorrer algo más de 35 kilómetros con diferentes desniveles, pasando por suelos de tierra, lodo, un puente colgante e incluso atravesando ríos. A simple vista, cualquier aficionado al running consideraría prepararse físicamente antes de presentarse a una prueba así, algo que ni siquiera se han planteado los “raramuris” ya que tampoco les ha hecho falta.

En esta conocida carrera participan más de mil atletas venidos de países como México, Canadá, Estados Unidos, Rusia o España entre otros. Los mismos que se quedan atónitos cuando ven las equipaciones de los “pies ligeros” que participan con sus trajes regionales y sandalias con suela de jebe. Los primerizos llegan a pensar que los indígenas no tienen nada que hacer frente a sus caras deportivas, cronómetros o medidores de pulsaciones, aunque lo que realmente no saben es que los “raramuris” llevan ganando esta competición desde sus inicios con sus simples atuendos.

ULTRAMARATON INDIGENAS

En la última edición celebrada el pasado mes de julio, los indígenas participaron volviendo a ganar por 21 año consecutivo al grito de ¡Weringa!“adelante” en lengua tarahumara-. En total se presentaron 100 de ellos entre hombres y mujeres. Ellas ataviadas con largas faldas de colores vivos y pañuelos en la cabeza y ellos con largos calzones y una camisa.

ULTRAMARATON INDIGENAS ULTRAMARATON INDIGENAS

El secreto de los “raramuris”

Los “raramuris” son de estatura mediana, muy fuertes, de piel oscura y cabello negro, sus cuerpos son puro músculo, no necesitan entrenar para presentarse a pruebas como ésta, ya que como explican ellos mismos, cada día tienen que caminar mucho por la Sierra de Chihuahua. “Nosotros no nos preparamos porque a diario tenemos que caminar y pues como no tenemos vehículo, por eso tenemos que caminar”, declaró Miguel Lara, el tarahumara de 27 años que ganó la carrera de 100 km. Este es el cuarto año que gana el ultra maratón y como premio ha recibido 1.500 dólares.

Son famosos por tener una gran capacidad de correr descalzos durante todo el día. Incluso tienen un proverbio que dice: “cuando corres sobre la tierra y con la tierra puedes correr para siempre”.

Lo que verdaderamente han demostrado los “raramuris” es que para estar en forma y ganar maratones, no hace falta más que la voluntad y las ganas.

Fuente: Sal & Roca.