• Greenpeace lanza la campaña #hablaRural para el fortalecimiento de la España rural ‘abandonada’.
  • Esta iniciativa surge para concienciar sobre la importancia del medio rural a la hora de mitigar la emergencia climática y la crisis de biodiversidad.

Greenpeace ha lanzado recientemente su nueva campaña #hablaRural. A través de ella, pretenden que la sociedad española comprenda la necesidad urgente de fortalecer nuestro medio rural. Y es que este es prioridad para frenar la pérdida de biodiversidad y mitigar la emergencia climática.

La emergencia climática y la crisis de biodiversidad están impactando en la población y territorios de la llamada España vaciada y es el momento de actuar. Del medio rural depende lo que comemos y respiramos. En definitiva, depende nuestra supervivencia.

Sin embargo, el aumento de olas de calor, la reducción de precipitaciones (casi el 75% del territorio se ha vuelto extremadamente seco), el aumento exponencial de los grandes agronegocios (España, por ejemplo, es el principal productor de cerdos) o los grandes incendios forestales, están dejando nuestro medio rural en una situación de vulnerabilidad extrema.

#hablaRural: orgullo por nuestro medio rural

Esta campaña fue lanzada el pasado 16 de noviembre, coincidiendo con el Día del Orgullo Rural. Esta fecha significativa fue impulsada en nuestro país por la plataforma ciudadana RuralMineras, y queda simbolizada gráficamente en una tradicional silla rústica, que representa la necesidad de “sentarnos a hablar”.

A través de #hablaRural se concede gran importancia a la voz del campo. Este valor se sustenta, como esa silla, en cuatro “patas”:

  1. Fortalecimiento del medio rural para combatir la emergencia climática y la pérdida de biodiversidad. Han de destinarse recursos económicos al acceso a los servicios esenciales. Por ejemplo: la creación de empleo y la calidad de vida en el medio rural para generar comunidades resilientes con capacidad de actuación.
  2. Equilibrio del medio rural con el mundo urbano. A pesar de que la mayor parte de nuestra población vive en urbes, la mayor parte del territorio es rural. Somos, por tanto, interdependientes y ecodependientes. Por ello, se han de promover campañas de conocimiento sobre el medio rural y canales de comercialización que faciliten a la ciudadanía el consumo de productos sostenibles de nuestros pueblos.
  3. Sostenibilidad en el medio rural. Ha de aumentarse la financiación de actividades sostenibles del medio rural, incentivando las que fijen población. Igualmente, se han de recuperar/fortalecer conocimientos y buenas prácticas de su población, frente a las falsas soluciones que expulsan a las personas de sus territorios y deterioran el medioambiente.
  4. Diversidad e inclusión en el medio rural. Han de fomentarse políticas específicas que aseguren la integración, de forma justa y efectiva. Tanto de mujeres rurales, como de la población migrante, o las minorías étnicas y colectivo LGTBIQ+. De este modo, se visibiliza su contribución y se favorecen oportunidades dignas que les permitan quedarse en los pueblos y fortalecer el medio rural.

Por todo ello, Greepeace ha lanzado esta iniciativa bajo el nombre #hablaRural, que puedes conocer en mayor profundidad a través de este manifiesto.

CAB/AR