La desnutrición crónica en Filipinas será más visible con el cortometraje de ficción que los hermanos Fesser grabarán estos días. Esto fue una propuesta de la organización Acción contra el Hambre, que pretende que la sociedad se convenza de que el hambre que no se ve, la desnutrición, se puede terminar.

El pasado sábado aterrizaron en Manila Javier y Guillermo Fesser para iniciar el rodaje del cortometraje que hable de la vida pese a la desnutrición crónica.

Su grabación se realizará en la isla de Mindanao, donde la violencia y los tifones que cada año golpean sus tierras tienen mucho que ver con sus altos niveles de hambre.

Queríamos contar esta realidad desde una mirada positiva que fuese capaz de generar la empatía hoy más necesaria que nunca para que decidamos movernos y solucionar cosas tan aparentemente aplastantes, pero tan fáciles de prevenir y curar, como es la desnutrición infantil“, así resumió la apuesta la directora de Comunicación y Fundraising de Acción contra el Hambre, Carmen Gayo.

Javier Fesser, Accion contra el Hambre

 

Desde Filipinas, en pleno rodaje, Javier Fesser expone así el motivo que le ha llevado hasta allí:

“Acción contra el Hambre y su encomiable trabajo sobre el terreno nos permite ponerle cara a un monstruo terrible que devora vidas, trunca esperanzas y aboca a millones de personas a permanecer en el círculo de la pobreza: el Hambre Invisible.” 

El hambre, son las causas y consecuencias que explorarán Guillermo, Luis Manso (productor) y Javier Fesser a través de una historia de ficción, llena de emoción, de esperanza y, a ser posible, de risas y sonrisas. Los hermanos comentan que ambos dijeron muchas veces la palabra ‘Acción’, pero ahora la repetirán más alto que nunca: ¡Acción…, pero contra el Hambre!

 

El cortometraje se rodará en Mindanao ya que allí la desnutrición crónica en menores de 5 años afecta al 45% de los niños y niñas. 

 

Después de un primer viaje, en noviembre de 2018, para familiarizarse con el contexto y las comunidades de la zona, los Fesser regresaron a Mindanao para cerrar el guión y rodar el cortometraje con el apoyo de los equipos locales de Acción contra el Hambre y las comunidades en las que la organización trabaja y que serán quienes conformen el elenco artístico de la obra.

No es casual que como set de rodaje se eligiera esta isla, la más oriental y segunda en tamaño del archipiélago. En ella la desnutrición crónica en menores de 5 años afecta al 45% de los niños y niñas.

Hace ahora quince años, Javier Fesser iniciaba una trilogía de obra corta de ficción al rodar en Senegal Binta y la gran idea, sobre la educación de las niñas. Después vino Bienvenidos, sobre la brecha digital en los Andes y ahora se cierra la trilogía con una mirada sobre el hambre.

 

La obra se estrenará en España el próximo otoño.

 

Más información en Acción contra el Hambre.